Luego de infinidad de rumores, finalmente Mirtha Legrand volvió este sábado a la televisión. Si bien su regreso ya estaba previsto para el mes de septiembre, la fecha se adelantó unos días por la cuarentena que su nieta Juana Viale debe cumplir tras regresar de Europa.

“Mi adorada nieta Juana me reemplazó, ahora por su cuarentena yo la reemplazo a ella. Una noche especial, donde nos volvemos a encontrar. ¡Los espero!”, lanzó días atrás invitando a su público a acompañarla este sábado. Carolina “Pampita” Ardohain, Baby Etchecopar, Jonatan Viale y Fernán Quirós son los invitados que la acompañarán en una noche muy emotiva.

Antes de empezar el programa de esta noche, Juana Viale quiso sorprender a su abuela con un emotivo mensaje, donde le deseó suerte en su tan ansiado regreso. Tras un tape repasando sus años de trayectoria en el ciclo, comenzaron a sonar los acordes de “Emperatriz”, la clásica cortina musical de La noche de Mirtha, y la conductora hizo su entrada triunfal. “Muchas gracias, que emoción, no me hagan llorar. A Juanita, ‘gracias mi amor’. Tanto me pedían: ‘Volvé Mirtha, te queremos ver, volvé a la televisión’, que acá estoy. Con un poco de nervios porque hace un año y medio que no hago televisión”, expresó con alegría.

Mirtha Legrand volvió a la televisión (Malcolm MacGibbon/)

Enfundada en un diseño de tul y cristales de Claudio Cosano, “la Chiqui” agradeció el cariño recibido durante todo este tiempo lejos de la pantalla. “Estoy impresionada con lo que está pasando conmigo en el país, ¿tanto amor me tenían?”, confesó emocionada. Y enseguida, habló de cómo fueron sus días lejos de sus mesazas. “Esta pandemia, qué horror. ¿Saben cuánto estuve encerrada? 300 días sin salir de casa. Eso no le hace bien a tu espíritu, a tu cuerpo. Un día estaba tan rara, yo vivo con Elvira, siempre hablábamos hasta que un día no teníamos más tema. Yo soy grande, pero soy vital, me gusta la vida. Bueno, estaba tan mal que llame a un neurólogo y le dije: ‘Doctor, yo quiero ser la de antes’. ¿Y saben que me dijo? ‘Trabaje’ Y aquí estoy. Es la mejor terapia”, aseguró.

Sorprendida nuevamente por la repercusión que provocó su vuelta, la conductora expresó: “No sé qué está pasando conmigo, ¿será real o es un sueño? Estoy un poquito afónica porque anoche no dormir”.

Ya sentada en su escritorio, Legrand agradeció a todos los que le enviaron flores, entre ellos Marcelo Tinelli, Graciela Ocaña, Baby Etchecopar y Roberto Moldavsky, quien iba a asistir como invitado pero finalmente se excusó por cuestiones personales. También nombró a todos los médicos que la atendieron durante la pandemia, aclarando que solo salía para cumplir con los turnos que le correspondían.

Antes de pasar a la mesa, Mirtha realizó una videollamada con su nieta, de quien reconoció estar muy orgullosa. “Te quiero agradecer, Juanita, has sido prodigiosa, desde que comenzaste hasta que dejaste ahora por razones que todos conocen, ha habido una evolución que me emociona decírtelo”, expresó. “Cuando decís ‘abuelita’ me derrito toda, sos un ser adorable. ¡Cómo evolucionaste! ¡Cómo aprendiste todo! Estudiabas, ¿No?”, agregó con euforia.

“A veces se acercaba gente y me decía, ‘Te felicito Mirtha’, pero era por Juanita. Las mujeres te aman, conquistaste al público femenino. Además tenés algo maravilloso que yo no tengo, vos no escuchás las críticas, a veces desagradables, y a mí me hieren y me hacen daño. No me gusta que te critiquen y te hagan daño, no quiero”, le dijo a su nieta, quien le dedicó unas palabras de aliento a su abuela. “Estás muy linda, y estás ahí brillando”.

Legrand también quiso reconocer el trabajo de su nieto, Nacho Viale, encargado de producir el programa. “El trabajo de Nacho, lo que ha hecho para que yo me sienta cómoda… Organizaron todo esto para que entrara sin bajar la escalera”, contó. “Yo quiero agradecerle a él porque lo que ha hecho es maravilloso. Ayer vino a mi casa y me explicó todo”.