powell mantiene cronograma de «este año» para reducción compra de bonos fed

(Agrega más detalles del discurso de jefe de la Fed)

Por Howard Schneider y Ann Saphir

WASHINGTON, 27 ago (Reuters) – El presidente de la Reserva
Federal Jerome Powell, en un discurso que confirmó una
recuperación económica en curso en Estados Unidos y explicó por
qué no hay apuro por endurecer la política monetaria, dio un
relato detallado de por qué considera que un aumento de la
inflación es temporal y no ofreció señales sobre cuándo el banco
central planea recortar sus compras de activos más allá de decir
que podría ser «este año».

En un discurso el viernes en la conferencia de Jackson Hole,
Powell indicó que la Fed seguirá siendo cautelosa en cualquier
eventual decisión para subir las tasas de interés mientras busca
ayudar a la economía a volver al pleno empleo.

Sostuvo que quiere evitar perseguir una inflación
«transitoria» y potencialmente desalentar el crecimiento del
empleo en el proceso, en efecto una defensa del nuevo enfoque
del organismo.

Sobre la separada y posible inminente decisión de comenzar a
reducir sus 120.000 millones de dólares en compras mensuales de
activos, Powell afirmó que concuerda con la mayoría de sus
colegas de que si el aumento del empleo sigue «sería apropiado
(…) este año».

Las semanas tras la reunión en julio «trajeron más progreso»
hacia la reparación del mercado laboral, dijo Powell, con casi
un millón de puestos agregados y un esperado continuo progreso.

Pero también coincide con «la mayor propagación de la
variante Delta, lo que aumenta los riesgos que deberían
evaluarse a medida que continúa el debate sobre el «taper» antes
del encuentro de septiembre del organismo.

En los días previos al discurso de Powell, varios
presidentes de bancos regionales de la Fed dijeron que estaban
ansiosos por iniciar una reducción gradual y recortar las
compras rápidamente. Algunos argumentaron que el cambio era
necesario para prepararse para un aumento de las tasas de
interés que podría ser necesario antes de esperado.

Powell, sin embargo, no se comprometió y no dio ninguna
indicación de cuándo podría comenzar una reducción en la compra
de bonos.

«Seremos cuidadosos al evaluar los datos entrantes y los
riesgos en evolución», dijo Powell, señalando que las
discusiones sobre exactamente cuándo comenzar a reducir el
programa no solo siguen sin resolverse, sino que hay que
enfrentarse a los riesgos económicos y de salud que plantea la
variante de coronavirus altamente contagiosa.

Preparados para ajustar

Los comentarios ofrecieron una amplia hoja de ruta sobre
dónde se encuentra la Fed a medida que se aleja de las políticas
implementadas para contrarrestar el impacto económico de la
pandemia, al tiempo que toman en cuenta el hecho de que la
crisis de salud no ha pasado y que millones de estadounidenses
siguen sin empleo.

Dejar atrás las compras de activos parece ahora solo una
cuestión de tiempo, siempre que continúe el sólido crecimiento
del empleo en agosto y el otoño boreal.

Las autoridades de la Fed han dicho que esperan que la
resurgente crisis sanitaria no interferirá con la recuperación.
Pero obligó al propio banco central a trasladar su simposio de
Jackson Hole de un resort en las montañas de Wyoming a un evento
virtual por segundo año consecutivo.

Las expectativas de un continuo crecimiento del empleo se
basan en parte en la reapertura de las escuelas, la reducción de
las limitaciones de cuidados infantiles y un retorno constante
del gasto de los consumidores en actividades de contacto
cercano, desarrollos que pueden verse influenciados por el
empeoramiento del brote.

Las autoridades de la Fed «esperan ver una continua fuerte
creación de empleo. Y sabremos más sobre los efectos de la
variante Delta», dijo Powell. «Por ahora, creo que la política
monetaria está bien posicionada; como siempre, estamos
preparados para ajustar».

Gran parte del discurso de Powell se dedicó a exponer por
qué cree que es probable que ceda la alta inflación actual,
apuntando una lista de factores, desde los cuellos de botella de
la cadena de suministro que probablemente se aliviarán hasta la
globalización que actúa como un ancla sobre los precios.

Aunque el actual ritmo acelerado de los aumentos de precios
es «un motivo de preocupación», también sería perjudicial,
afirmó, si la Fed apura cualquier cambio de política monetaria y
particularmente con una decisión prematura de subir la tasa de
interés referencial a un día del banco central desde el nivel
actual cercano a cero.

«Tenemos mucho camino por recorrer para alcanzar el máximo
empleo, y el tiempo dirá si hemos alcanzado el 2 por ciento de
inflación en una base sostenible», aseguró Powell.

«Si un banco central endurece la política monetaria en
respuesta a factores que resultan ser temporales (…) los
movimientos inoportunos desaceleran innecesariamente las
contrataciones y otras actividades económicas y llevan a la
inflación por debajo de lo deseado», señaló.

«Hoy, con una holgura sustancial en el mercado laboral y una
pandemia que continúa, tal error podría ser particularmente
dañino», agregó.
(Reporte de Howard Schneider. Editado en Español por Manuel
Farías)