El economista especialista en finanzas Claudio Zuchovicki y el analista político Julio Bárbaro debatieron sobre el rol del Estado y el avance de grandes cadenas de supermercados sobre negocios locales, entre otros aspectos. También opinaron sobre el rol del Estado y el déficit fiscal.

Invitados a Mesa Chica, el programa conducido por José Del Rio en LN+, el referente peronista observó: “El Estado tiene que ser chico pero hay concepciones ideológicas que tenemos que tomar entre todos. Yo quiero un capitalismo real, que genere más riqueza. Mi discusión con Macri que la tuve veinte veces yo le decía cada farmacia que avanza Farmacity es un clase media que degradas en clase baja”.

No obstante, los demás presentes en el programa cuestionaron sus dichos, y entre ellos, el economista abrió el debate: “Entiendo el punto, no lo discuto: el supermercado mató al almacenero, entonces por qué no hacemos todos nosotros las compras en el almacén así subiste. A todos nos llegó nuestro Uber, hay un montón de empresas que venden hoy más que un banco a través de una plataforma”.

Pero Bárbaro siguió firme en su posición: “Cada supermercado mata cien almacenes, el gran de come al chico sin el Estado”. En esta línea, sostuvo que en la Argentina además el problema se complejiza por la relación que existe entre el sindicalismo, la política y el empresariado.

La jueza Servini alertó por las “graves circunstancias” que afectan las elecciones y le pidió a la Corte Suprema que intervenga

Por su parte, Zuchovicki acotó: “Una cosa, sin ánimos de discutir: cuando hablamos de concentración de riquezas, si yo miro quien tiene la casa más linda, el auto más lindo y vive en la mejor propiedad, hoy es político no empresario. Y el empresario que se tiene que formar tiene que arreglar con el político de turno, que es el que autoriza o no”. En ese sentido, Zuchovicki se refirió “a la burguesía empresarial”, y destacó: “Se genera porque necesitás el contacto adecuado y tenés empresarios que se hacen a una Argentina de arriba para abajo. La responsabilidad del Estado es mucho más alta”.

Según Zuchovicki, la clave del crecimiento radica en tener un rumbo económico marcado. “Acá dependés del político de turno, como en Santa Cruz y Formosa, donde es el político el que te da trabajo. Entonces, el primer cambio es social, elegir entre depender de mi trabajo o de la dádiva de un tercero”. En esto, Bárbaro había coincidido: “Hoy no tenemos futuro, no tenemos destino, hay que reencontrarlo”.

Selección sin paz. Tras el papelón frente a Brasil, el susto por el contagio del cocinero del plantel

“No seamos soberbios, ninguno de nosotros puede modificar el pasado, pero sí podemos modificar actitudes de cara al futuro”, apuntó el especialista en finanzas. Y continuó: “¿Qué puedo hacer yo al respecto? Respeto, dignidad, trabajar, trabajar y trabajar. Para eso, y creo que no hay nada mejor que un sector productivo independiente y que compita. La competencia ayuda”.

Según Bárbaro, la decadencia en el país se sostiene desde hace 45 años. “Yo fui diputado en un país con el 4% de pobreza. No hubo una salvación, no es que me caí del paraíso de los Kirchner y entré en el demonio de Macri. Hubo distinto ritmo de decadencia, pero hubo siempre”, expresó.