Con una emocionante ceremonia, el Teatro Colón reabrió sus puertas

Con un gran despliegue en la puesta en escena y una fuerte emoción que generó entre los asistentes, anoche se reinaguró el Teatro Colón, después de más de tres años cerrado por obras, en honor al Bicentenario de la patria.

Mientras que los dirigentes oficialistas fueron los grandes ausentes, entre los asistentes a la ceremonia se encontraron el vicepresidente Julio Cobos, los gobernadores Mario Das Neves y Hermes Binner, y el presidente uruguayo, José «Pepe» Mujica; quienes compartieron el palco con el jefe de gobierno, Mauricio Macri.

Con la llegada de Macri al Teatro Colón a las 19.30, comenzó a palpitarse el acto de reapertura del coliseo, media hora más tarde del horario programado para el inicio de las actividades.

«Me hubiese encantado que [Cristina Kirchner] hubiera venido», declaró el jefe de gobierno antes de entrar al Colón, en referencia a los cruces que mantuvo la semana última con la Presidenta, que derivó en la decisión de la mandataria de no concurrir a la ceremonia. Luego, Macri remarcó la importancia de la reapertura del histórico teatro en las vísperas del Bicentenario: «No sólo es la reapertura del Colón sino una fecha de la patria».

«Hoy se reabre en todo su esplendor para que podamos disfrutarlo los argentinos», añadió.

La ceremonia. Pasadas las 19.30, comenzó la celebración por la reapertura de la centenaria sala, con una propuesta al aire libre abierta para todo público. Se trató de una proyección en 3D (sistema mapping) sobre la fachada posterior del teatro -sobre la calle Cerrito- de una suerte de documental histórico-musical, que recorría los momentos más importantes de la historia del teatro.

Se proyectaron imágenes de archivo y entrevistas a personalidades de la cultura mundial. Según los organizadores, se trató de una puesta en escena de altísima tecnología jamás vista en la Argentina, para la que se alquilaron en el exterior nueve grandes proyectores de avanzada.

La extraordinaria proyección duró cincuenta minutos, y estuvo acompañada por el trabajo de cien artistas que, desde un escenario ubicado frente a esa fachada posterior del teatro, intervinieron las imágenes de colores que «brotaban» de sus paredes.

Cerca de las 21, los presentes se pusieron de pie cuando la orquesta hizo sonar al Himno Nacional Argentino. Los asistentes entonaron la canción patriótica y, al finalizar, comenzó una velada que se suponía debía haber sucedido dos años atrás, para el centenario del teatro.

La gala continuó con la presentación de El lago de los cisnes, a cargo del Ballet Estable. Tras un largo intervalo, el telón se cerró luego de una impresionante puesta de uno de los actos de la ópera La bohème, título lírico con que se eligió comenzar la temporada dos días más tarde.

Al finalizar la ópera, Mauricio Macri y Julio Cobos desplegaron una bandera argentina desde el palco que compartían.

Mauricio Macri, sentado junto a José Mujica y a Julio Cobos

Los invitados. A pesar de la ausencia de la presidenta Cristina Kirchner, y de dirigentes oficialistas, la ceremonia de reinauguración del Teatro Colón reunió a personalidades del ámbito político, cultural y del espectáculo.

El jefe de gobierno estuvo acompañado por gran parte de su gabinete. Macri compartió el palco, destinado originalmente para la Presidenta, con el vicepresidente Julio Cobos; el senador Carlos Reutemann; el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, y de Santa Fe, Hermes Binner; el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti; y el presidente uruguayo José «Pepe» Mujica.

También asistieron el ex presidente Fernando de la Rúa, junto a su mujer, Inés Pertiné, y el ex ministro de Economía Roberto Lavagna. Otros dirigentes políticos que fueron al Teatro Colón son el líder radical, Ernesto Sanz, y el senador de la UCR Gerardo Morales; los diputados Ricardo Gil Lavedra (UCR), María Eugenia Estenssoro y Adrián Pérez (Coalición Cívica) y Francisco de Narváez (Peronismo Federal).

En tanto, también disfrutaron de la ceremonia los titulares de la Sociedad Rural y Confederaciones Rurales Argentinas (CARBAP), Hugo Biolcatti y Mario Llambías, respectivamente.

Los antiguos jefes de gobierno porteño Enrique Olivera, Jorge Telerman y Aníbal Ibarra se hicieron presentes en la reapertura del coliseo. Ibarra, al llegar al Colón, declaró al canal TN: «Tenemos que hacer una pusa en nuestras posiciones políticas en el marco del Bicentenario, y después cada uno seguirá con sus convicciones».

Además, se acercaron hasta el Teatro Colón figuras del mundo del espectáculo, como Susana Giménez, Mirtha Legrand, Enrique Pinti y Graciela Borges para participar de la gala. Los bailarines Julio Bocca y Eleonora Cassano se mostraron emocionados al llegar al lugar.

Otros invitados que se hicieron presentes en la ceremonia fueron la diputada Lidia Elsa «Pinky» Satragno, los periodistas Magdalena Ruiz Guiñazú, Luiz Majul, Samuel «Chiche» Gelblung; y el empresario Daniel Hadad.

Si bien la reinauguración del Colón fue el eje principal de los festejos de ayer por el Bicentenario, desde el mediodía los festejos continuaron en los distintos escenarios ubicados sobre la avenida 9 de Julio, en los cuales habrá diversas actividades y recitales.

<a href=”http://www.coveritlive.com/mobile.php/option=com_mobile/task=viewaltcast/altcast_code=a16f5cc372″>Los festejos del Bicentenario</a>