Un accionista de Pritty invirtió US$5 millones en Uruguay por la estabilidad macroeconómica

CORDOBA.- Rafael Sánchez, accionista y director comercial de la fábrica de gaseosas cordobesa Pritty, invirtió US$5 millones en la compra y modernización de una planta embotelladora de una línea de refrescos y agua mineral en el Uruguay. “Es una pregunta difícil de responder en el actual contexto del país”, respondió a LA NACION ante la consulta de si esos recursos podrían haber quedado en la Argentina.

Pritty tiene 55 años en el mercado argentino y está entre las segundas marcas de gaseosas que se reparten alrededor del 25% de la cuota de consumo nacional. Fue fundada en 1966 por los hermanos Sánchez, que en 1950 habían comprado una fábrica de soda que con el tiempo llegó a ser líder, La Moderna. La gaseosa de limón que producen es un ícono de esta provincia.

Se robaron hasta los caños: el triste presente del gasoducto faraónico proyectado por Néstor Kirchner

Sánchez explica que, ”con el apoyo de Pritty”, resolvió la inversión en Uruguay porque la calidad de aguas de Pan de Azúcar, donde está la planta, es “de estándares internacionales, exportable”. “Estaba bien instalada, pero mal manejada, me la ofrecieron y vi que era un buen lugar para desarrollar el negocio del agua mineral”, dijo.

Ya producen bajo la marca Esencial y la potenciaron con 30 distribuidores; además en Córdoba -hasta octubre- están produciendo gaseosas de naranja, pomelo y colas bajo el nombre NET. En este tiempo terminarán de armar la planta uruguaya para hacerlas allí.

En Córdoba, por año, Pritty produce unos 400 millones de litros y cuenta con unos 500 empleados (Gentileza Pritty/)

En Córdoba, por año, Pritty produce unos 400 millones de litros y cuenta con unos 500 empleados; su portafolio incluye Rafting, Doble Cola, San Remo, Saldán, Magna y Livra. En 1999 Miguel de Biassi -uno de los dueños del Hipermercado Libertad- se sumó a la empresa y hubo un nuevo impulso, ya que estaba en convocatoria de acreedores.

Sobre la decisión de invertir en Uruguay, Sánchez dice que el Gobierno de ese país “ofrece una serie de ventajas” para los extranjeros, pero más allá de eso, lo atractivo es la “estabilidad macroeconómica y seguridad jurídica”.

Estadísticas: el precio de los alimentos parece indomable y golpea al corazón electoral del kirchnerismo La inflación en el rubro, por encima del nivel general, impacta en zonas donde hay un alto

“Para inversiones eso ayuda; en la Argentina los planes son a 30 días y se va viendo cómo se van corrigiendo -agrega-. En Uruguay ayuda una inflación anual de 6% o 7% anual, un dólar estable, se puede tomar deuda. Todo eso importa en una decisión de invertir a largo plazo”.

Por ahora, el proyecto de Sánchez es para Uruguay en el caso de las gaseosas -aclara que requieren “al menos cinco años”- mientras que para el agua mineral ya están estudiando las chances de exportación. Señala que el modelo con el que se desembarca es el mismo que desarrollaron en Córdoba.

Pritty: la historia detrás del éxito de la gaseosa de limón cordobesa que le gana a la crisis

La gaseosa de limón está asociada a esta provincia desde siempre y desde ese lugar creció y se asoció a licencias globales, como 20th Century Fox, Emoji Company y la italiana Cynar. Al inicio la marca –que produce unos 400 millones de litros de Pritty por año y cuenta con más de 500 empleados- se vendía con los sabores limón, naranja y pomelo.

El “renacimiento” de la empresa comenzó en 1999 cuando Miguel de Biassi la compró. Fue uno de los dueños de Hipermercado Libertad, que había sido fundado por su padre junto a los Bugliotti. Estudiaba Medicina cuando su papá murió y él se sumó al negocio que después compró el grupo francés Casino y ahora está en manos del holding colombiano Éxito.

De Biassi puso todo su esfuerzo –además de dinero- en Pritty que, cuando la adquirió, estaba en convocatoria de acreedores, con una situación financiera muy complicada. Además de una inversión importante, reestructuró la empresa, duplicó la productividad e inauguró una nueva planta en 1999 con tecnología de última generación europea.

La gaseosa de limón es el producto más exitoso de la compañía, y alcanza un promedio de alrededor del 50% de sus ventas, (Gentileza Pritty/)

Un año después la compañía certificó normas ISO 9001, lo que implica un reconocimiento internacional. En 2003 compró una fábrica en Buenos Aires, donde también produce.

La gaseosa de limón es el producto más exitoso de la compañía, y alcanza un promedio de alrededor del 50% de sus ventas, con precios algo más bajos que las primeras marcas. En este contexto, el consumo a nivel nacional crece y la estrategia es reforzar por zonas, en particular del interior del país.

El proceso de elaboración incluye desde la destilación de sabores hasta la producción de envases. Además de las marcas propias, fabrica bebidas que son comercializadas por las principales cadenas de supermercados del país. La empresa envasa aproximadamente 200 botellas por minuto por cada una de las cuatro líneas de llenado que tiene en Córdoba.

Con todo, lo más importante que se logró fue la construcción de una marca. Con su licencia con Los Simpsons logró que los consumidores la asociaran a personajes reconocidos mundialmente y siguió esa línea cuando en 2017 cerró una alianza comercial con Emoji Compani para sumar las figuras a la Pritty Cero.