Test drive: Peugeot 5008, ideal para placenteros viajes en familia

Espacio, confort, seguridad, rendimiento y eficiencia. ¿Qué más se le puede pedir a un SUV familiar? Nada, porque lo tiene todo para cumplir con las necesidades de los usuarios a los que está dirigido. Ese modelo es, en síntesis, el flamante Peugeot 5008 HDi.

A mediados de junio último la marca del león lanzó en el país los modelos 2021 de sus dos SUV insignia provenientes de Francia: 3008 (5 asientos) y 5008 (7 asientos). Se trata del restyling de la segunda generación de ambos modelos, lanzadas en 2016 (aquí, desde 2017), que llega no solo con una renovación estética sino también con mayor tecnología. Entre los dos modelos componen una gama de cuatro versiones (tres del 3008) y una del 5008, la Allure Plus HDi Tiptronic, que probamos.

Dimensiones

Largo: 4,641 mAncho con espejos: 2,098 mAlto: 1,646 mDistancia entre ejes: 2,84 mDespeje: 256 mmÁngulo de ataque: 19°Ángulo de salida: 28°Capacidad del baúl: 780/1940 LCapacidad del tanque: 53 LPeso: 1540 kg

El diseño exterior del 5008 sigue jugando entre las líneas de un SUV (adelante) y un monovolumen (lateral y atrás). En su primera generación (2009), el 5008 tenía esta última silueta; pero los SUV destronaron a los monovolúmenes como vehículo familiar y, en su segunda generación, el 5008 ya tenía más pinta de utilitario deportivo (frontal más alto y capot más recto). Para reafirmar este estilo SUV, el restyling apuntó a la trompa, que es totalmente nueva, con parrilla sin marco que se integra a nuevos faros más felinos (de LED y con las DRL con forma de colmillo) y una serie de aletas debajo éstos que se fusionan con un paragolpes con tomas de aire simuladas para darle un tono aún más deportivo a todo el conjunto. En el resto de la carrocería los cambios son más sutiles: destacan las nuevas ópticas traseras full LED (tipo garras 3D) y las llantas Los Ángeles de 18″ diamantadas.

La parte trasera de la carrocería mantiene el estilo monovolumen que dio origen a este SUV (Prensa Peugeot/)

La vida a bordo es muy cómoda para todos. El conductor dispone del conocido diseño i-Cockpit (tablero alto, volante pequeño y bajo, consola envolvente), que ofrece un instrumental full digital de 12″ más la pantalla multimedia de 10″ (HD y con siete teclas tipo piano) para configurar, gestionar y visualizar toda la dotación de información, conectividad y ajustes. La posición de manejo es muy buena y merece un comentario en primera persona: el i-Cockpit no me convenció en otros Peugeot, especialmente en los autos, porque el aro del volante ocultaba el tablero, pero en esta nueva versión del recurso (i-Cockpit Amplify), con un volante más “cortado arriba y en un SUV, con una postura más alta y erguida, realmente me parece muy cómoda. Eso sí, la regulación de la butaca es manual, lo que no condice con el resto del amplio equipamiento de confort y seguridad (airbags frontales y laterales más de cortina en las dos filas delanteras e Isofix). Además, el gran techo panorámico es una felicidad para los ocupantes por la luminosidad que aporta.

Rendidor y económico

Esta única versión del nuevo Peugeot 5008 está equipada con el mismo motor turbodiésel del anterior. Con 2.0 L de cilindrada, este 4 en línea con inyección directa de combustible y 16 válvulas ofrece una potencia de 150 CV a 4000 rpm y un par de 370 Nm (37,7 kgm) a 2000 rpm. Sin embargo, a diferencia del precedente, este 5008 mantiene la caja de velocidades automática Tiptronic (con opción manual-secuencial y levas al volante), pero ahora de 8 marchas en vez de seis. Sigue solo con tracción delantera, pero también con el sistema Advance Grip Control, que ofrece 5 modos de tracción (distribuyendo el torque entre las dos ruedas anteriores, según la superficie que se quiera transitar): no es 4×4, pero ayuda bien en caminos de tierra, ripio o para ir a la playa.

Este remozado conjunto redunda en una mejor performance y ahorro de combustible, que ya era muy bueno). Así, acelera de 0 a 100 km/h en 10,2 s; de 0 a 400 m en 17,1 s y recupera de 80 a 120 km/h en 7,2 s. En tanto, los consumos son bajos: 8,4 L/100 km en ciudad y 6,2 L/100 km a 120/130 km/h. Aunque en extinción, la mecánica diésel sigue siendo la mejor para ahorrar dinero y viajar muchos kilómetros sin repostar.

Mecánica

Motor: turbodiéselCilindros: 4 en líneaPotencia: 150 CV a 4000 rpmCilindrada: 1997 ccCompresión: 16:1Válvulas: 16Par: 37,7 kgm a 2000 rpmCaja: automática de 8 marchasTracción: delantera

Las suspensiones son perfectas para un vehículo familiar: muy cómodas en la ciudad y los pisos desparejos. Se trata de un SUV eminentemente para el asfalto y el confort es vital; pero también lo es el comportamiento dinámico en ruta, donde también ofrece una conducción serena, aplomada y ágil, realzada por la excelente dirección eléctrica y la potencia de los frenos (discos en las 4 ruedas), que lo detienen de 100 km/h a 0 en 41 metros.

El Peugeot 5008
Cockpit. El Peugeot 5008 dispone de este estilo de diseño interior con volante pequeño y tablero elevado

La batería de seguridad activa es amplia: a los controles de estabilidad (ESP), tracción y de arranque en pendiente, este nuevo 5008 suma los cada vez más requerido ADAS (asistentes a la conducción): control de velocidad de crucero adaptativo con limitador de velocidad y función stop; reconocimiento y recomendación de límites de velocidad; alertas de colisión y de cambio de carril; frenado autónomo de emergencia; detección de punto ciego; asistente de estacionamiento; sensores adelante, atrás y cámara de retroceso, y adaptación automática de la luminosidad. El precio es de: $6.037.000.