Los falsos paseadores de perros: robaron en Puerto Madero, pero fueron detenidos en EE.UU. y en Paraguay

Su tarea era simple, pero importante. Steven Andrés Parra Jaimes, un ciudadano colombiano de 29 años, era parte de una banda dedicada a robar casas y departamentos en Belgrano, Puerto Madero, Palermo y Caballito, entre otras zonas de la ciudad de Buenos Aires. Su rol en la organización criminal era hacer de campana mientras sus cómplices, generalmente por escalamiento, irrumpían en los inmuebles. Para no llamar la atención, mientras sus compañeros revisaban las propiedades y se apoderaban de dinero y artículos de electrónica, paseaba un perro. Nadie, en ese momento, sospechaba de un supuesto vecino que de noche caminaba con su bulldog francés. El plan se desarrolló sin inconvenientes hasta que, tras una investigación policial y judicial, los delincuentes fueron identificados. Ahora está tras las rejas, procesado con prisión preventiva después de haber sido extraditado a la Argentina desde Paraguay.

En Asunción también fue detenido otro de los sindicados integrantes de la banda. Se trata de Cristian Mancipe Parra, nacido en Bogotá, Colombia, el 1 de abril de 1994. Ambos sospechosos fueron extraditados y llegaron a la Argentina el 27 del mes pasado.

Tras su llegada al país fueron indagados por la jueza en lo criminal y correccional porteña Alejandra Provítola, funcionaria a cargo de la causa. Ambos fueron procesados con prisión preventiva como coautores penalmente responsables del delito de asociación ilícita en calidad de miembros en concurso real con robo triplemente agravado por haberse cometido en poblado y en banda y mediante escalamiento reiterado en ocho oportunidades.

El cable del teléfono que tenía en su celda el jefe de Los Monos se lo pasaban por una ventana

Otro supuesto integrante de la banda, identificado por fuentes judiciales como Miguel Ángel Moreno Silva, fue detenido en los Estados Unidos por no tener los papeles migratorios en regla y fue deportado a Colombia, donde fue detenido por pedido de la Justicia argentina.

“Antes de ser detenido en los Estados Unidos, estuvo en Canadá, donde ingresó con un pasaporte mexicano falso”, sostuvo a LA NACION una calificada fuente judicial.

También, con un pasaporte mexicano falso a nombre de Enrique Alexander Gallegos López había ingresado en 2014 en la Argentina Parra Jaimes, agregaron los informantes consultados.

Los sospechosos detenidos en los Estados Unidos y en Paraguay, como el resto de los integrantes de la banda que ya fueron condenados, fueron identificados en una investigación realizada por detectives de la Policía de la Ciudad.

La pesquisa comenzó el 22 de diciembre de 2018 después de un robo en Olazábal al 2100, en Belgrano. En ese golpe, los ladrones ingresaron en la propiedad después de escalar por el balcón. Se hicieron de un botín de joyas, $2000, US$800 y 300 euros. Las cámaras de seguridad registraron cómo, durante el robo, Parra Jaimes caminaba por la zona con un perro blanco. Era una simulación de paseo, según sostuvo la jueza Provítola en el momento de procesar a los sospechosos.

Las filmaciones de las cámaras de seguridad fueron una parte fundamental en la investigación para identificar a los delincuentes

EEl 5 de enero de 2019, según el expediente judicial, la banda protagonizó un robo en el edificio Baires Madero, situado en Juana Manso al 1100, en Puerto Madero. “En esta ocasión, una persona de momento no identificada, accedió al complejo trepando desde la vía pública [sic]. Mientras ello ocurría, arribó al lugar Parra Jaimes, alias Enrique Alexander Gallegos López, y se quedó en las inmediaciones del domicilio paseando un perro. La persona que trepó logró ingresar en tres departamentos”, según la resolución de la magistrada.

En ese golpe se llevaron más de $ 120.000, notebooks, tablets, consolas de juegos, relojes de primeras marcas, joyas, alhajas, perfumes importados y cámaras fotográficas, entre otros objetos de valor.

“Finalizado el robo, se observa a Moreno Silva dándose a la fuga, llevándose consigo una valija negra, la cual previamente había sido alcanzada por otra persona desde uno de los balcones del complejo. Los imputados se dieron a la fuga en un auto Citröen C4 blanco”, según se desprende del expediente judicial.

Extradición de dos integrantes de la banda de «los paseadores de perros»

El siguiente golpe fue unos días después en Caballito, donde se hicieron de un botín de valiosos artículos de electrónica. Los robos siguieron en Palermo donde Parra Jaimes quedó registrado cuando caminaba con un bulldog francés blanco, el mismo modus operandi de siempre.

“A fin de no ser detectados y de eludir el accionar de la Justicia y dada la condición de extranjeros de alguno de los participantes de la mentada asociación, habrían utilizado documentación falsa a efectos de no ser detectados y a fin de poder ingresar y egresar del país sin dejar registros”, explicó la jueza Provítola en su resolución.

Parra Jaimes ingresó en la Argentina desde Uruguay el 4 de mayo de 2014 con un pasaporte adulterado a nombre de Enrique Alexander Gallegos López. En diciembre de ese año viajó a Brasil y volvió al país el 19 de abril de 2915; se volvió a marchar en julio de ese año y volvió en diciembre de 2017 hasta huir cuando era buscado por la serie de robos que le atribuyen.

Durante la audiencia de declaración indagatoria, tanto Parra Jaimes como Mancipe Parra se negaron a responder preguntas y hacer un descargo sobre las acusaciones. Ambos estuvieron prófugos desde el 26 de abril de 2019.

“No puede menos que observarse que nos encontramos frente a la existencia de una organización criminal conformada por extranjeros y nacionales, de importante envergadura, con permanencia en el tiempo y una clara división de roles y tareas entre sus diferentes miembros, destinada a perpetrar una pluralidad de hechos ilícitos que involucraban la comisión de distintos delitos”, sostuvo la jueza Provítola en el momento de procesar a los sospechosos extraditados.