Como es sabido y hasta nuevo aviso, los viajeros que vuelven del exterior y tienen domicilio en la provincia de Buenos Aires tienen que aislarse a su cargo en un hotel habilitado durante cuatro noches –pueden optar entre una nómina de más de cien hoteles con distintos paquetes, propuestas de comidas y uso de instalaciones– y luego tienen que estar otros tres días en sus domicilios. Los gastos de los traslados también corren por cuenta de ellos.

Antes de salir del país, deben completar una declaración jurada en la que asumen el compromiso de realizar dicho aislamiento y, antes de volver, deben reservar una habitación en alguno de estos hoteles.

1. Howard Johnson Chascomús

Chascomús

El complejo es muy buscado por familias, por sus habitaciones grandes, el gran parque y sus buenos servicios.

Sobre la laguna de Chascomús, es el hotel más lujoso de esta ciudad (a 115 km de Capital), ideal en plan familiar por su amplitud y la diversidad de servicios que ofrece. Tiene 120 habitaciones con balcones que miran hacia la laguna y un buen restaurante de donde despachan las cuatro comidas que reciben los aislados en sus habitaciones. Mientras tanto, funciona con normalidad para el resto de los huéspedes y el público general.

La pileta del hotel, a pocos metros de la laguna de Chascomús.

Con espacio de sobra para no amontanarse, el jardín de dos hectáreas es el gran atractivo de esta propuesta.

EL DATO: Los huéspedes aislados tienen acceso al amplio parque y pueden permanecer allí, siempre que no tengan contacto con otros huéspedes. En cambio, no pueden utilizar las áreas comunes internas del hotel ni recibir visitas.

La doble, por cuatro noches, $64.000 con pensión completa, sin bebidas.

Loberia 738, Chascomús. T: (02241) 43-3243.

2. La Bamba de Areco

San Antonio de Areco

El casco de la tradicional estancia, de arquitectura colonial, está rodeado de un gran parque.

Una de las primeras estancias en abrir sus puertas al turismo, a 13 km de San Antonio de Areco, fue reacondicionada y propone vivir una experiencia a todo lujo bajo el estándar de Relais & Châteaux.

Luego de atravesar una larguísima avenida flanqueada por plátanos centenarios, se llega al casco ubicado en el corazón de un gran parque. De arquitectura colonial, tiene varios edificios que albergan las diferentes suites con pisos de parquet, muebles antiguos, obras de arte tradicionales y puertas con acceso a los jardines circundantes.

La galería de La Bamba, lugar privilegiado para disfrutar del infinito horizonte pampeano. (Cecilia Lutufyan /)

La casa principal se despliega en torno a un patio central, con la torre de vigilancia rearmada para albergar la biblioteca y la galería, donde es posible pasar las tardes bajo los efectos hipnóticos del horizonte pampeano. Alrededor, están la cabaña, la casa del viñedo, las caballerizas, el comedor de verano y la posada, todas acondicionadas para recibir.

EL DATO: más allá del extenso campo que la rodea, tiene coquetas habitaciones con jardín privado reservadas especialmente para estos huéspedes. No reciben menores de 12 años.

La doble, u$s 735 con pensión completa.

RP 41 y RP 31. San Antonio de Areco. T: (02326) 45-4895.

3. Hotel City Bell

City Bell

Las habitaciones están decoradas con muebles antiguos reciclados y balconean sobre un lindísimo jardín. (Estrella Herrera/)

A diez minutos de la ciudad de La Plata, el hotel boutique ocupa una de las propiedades más antiguas de City Bell, localidad que alguna vez supo ser el destino de fin de semana donde los platenses tenían sus casas quintas. Hoy es un sitio con abundante verde e idiosincrasia propia. En la casa se respira un ambiente amable y elegante.

Funciona en una de las propiedades más antiguas de City Bell y tiene un ambiente amable y elegante. (Estrella Herrera/)

Las 21 habitaciones conservan algo del clima de antaño y fueron puestas a todo confort. Desde sus balcones se observa el jardín, un pequeño paraíso con una florida pérgola y jazmines que regalan su intenso perfume.

EL DATO: el aislamiento se debe hacer sólo en la habitación y está prohibido el acceso a los espacios comunes. Se puede contratar sólo la noche con desayuno (desde $5.500 la doble) o pensión completa (desde $9.000 la doble) con las comidas del restaurante del hotel, wifi y estacionamiento.

Diagonal 93 N° 173. City Bell. T: (0221) 472-4935.

4. Hotel Villa Victoria

Tigre

Villa Victoria, el imponente palacete de Tigre reconvertido en hotel. (sofia Lopez Mañan/)

Tras una fachada alta y blanca de la zona fundacional de Tigre, el palacete de 1920 alberga este hotel boutique cuyo nombre hace honor a la princesa heredera del trono sueco, Victoria. La iniciativa de transformar la casa en hotel fue de Alicia Genuardi y de su marido sueco Björn Fogstam, quienes de regreso de una estadía de más de tres décadas en el país nórdico pusieron manos a la obra.

Una de las cálidas habitaciones del hotel, con vista al parque. (sofia Lopez Mañan/)

En la casona comenzaron armando un precioso hotel de 5 habitaciones, número que con el tiempo fueron duplicando, y a las cuales les dieron nombres de personalidades suecas. Hoy, Björn no está más, pero Alicia sigue aplicando sus habilidades de arquitecta en la casona contigua de estilo normando, en la que sigue estrenando habitaciones a medida que las remodela. Dos piscinas, santarritas, palmeras, jazmines, limones y árboles centenarios invitan a disfrutar del cuidado jardín.

EL DATO: Los huéspedes pueden disfrutar de la pérgola, galerías cubiertas de vegetación y el parque, respetando los protocolos de seguridad.

La doble, por cuatro noches, $55.000, con pensión completa, estacionamiento y wifi.

Av. Liniers 566. T: (11) 4731-2281/ (11) 4068-2211.

5. Wyndham Garden

Open Door

En Open Door, las 32 habitaciones del hotel están ambientadas a todo confort.

A 18 km de Luján, el hotel es buena base para quienes necesiten un respiro sin alejarse demasiado de la ciudad. Diseñado bajo el formato de resort de campo, tiene el sello de calidad de la marca Wyndham, reconocida en el mundo entero.

El hotel cuenta con 32 habitaciones ambientadas a todo confort y vistas al verde. Todas balconean sobre la cancha de polo propia, son generosas en dimensiones, luminosas y tienen un espíritu contemporáneo.

Las habitaciones del resort de campo tienen la ventaja de ser muy amplias y todas miran al verde.

Sólo con opción room service, el restó propio, La Perdiz, propone una carta de corte gourmet de campo, con

EL DATO: se debe permanecer en la habitación, con la recompensa de ambientes amplios y grandiosas vistas al entorno. Sólo se puede optar por pensión completa, desde $23.300 la doble, con desayuno, almuerzo, cena y una bebida sin alcohol por comida.

6 y Río Luján, Open Door. T: (011) 5275- 5402.

Sample HTML block