De cara a las PASO, se conoció que el 20% del padrón está compuesto por jóvenes de entre 16 y 24 años y cerca de 861 mil personas que tienen entre 16 y 17 años votan por primera vez. A raíz de esto, Jony Viale repasó cuidadosamente algunas declaraciones de funcionarios del Gobierno, recurrió a Los Simpsons para comparar los volantazos electorales y explicó la intención de los candidatos para ganarse el voto joven.

Eduardo Feinmann descubrió en vivo el gesto que hizo Wado de Pedro al escuchar al Presidente

“Lamento informarles que ya están grandes. No son modernos, cancheros, cool, progres. No son la vanguardia. El kirchnerismo se está transformando en una fuerza vieja, conservadora. Se saben lejos del piberío”, comenzó su editorial en LN+. “¿Cómo intentan repararlo? Poniendo a algunos señores mayores a hacer el ridículo”, expresó.

Tras sus dichos, recordó declaraciones de Axel Kicillof, Cristina Kirchner hablando de L-Gante, Alberto Fernández autoproclamándose “revolucionario” y las más recientes declaraciones de Victoria Tolosa Paz. “¿Se dan cuenta? Cinco señores grandes haciendo el ridículo, tratando de reencontrar la juventud perdida”, amplió.

Pero en medio de su editorial, recurrió a Los Simpson para hablar del “síndrome del viejazo”. En el episodio de la serie, Homero entra a un local de discos para descubrir que todas las bandas que escuchaba de joven entran en la categoría “viejitos”. Al hablar con quien atiende en el local, no logra encontrar ningún punto en común y abandona la tienda decepcionado y frustrado.

“Esto les pasa a ustedes”, advirtió Viale antes de introducir el fragmento del episodio. “El kirchnerismo busca reencontrarse con su edad de oro: año 2010… la explosión de La Cámpora. El problema es que ya pasaron 11 años, todos crecimos. Ese romance con la juventud se perdió”, continuó. “Ya no es transgresor, ya no es disruptivo. Es una fuerza conservadora, aburrida, privilegiada”, agregó.

El insólito pase de Eduardo Feinmann y Jony Viale con memes y virales: “No tenés códigos”

Para continuar, apuntó al dato del padrón electoral y recordó el difícil año que tuvieron los jóvenes. “Los trataron de contagiadores del virus, no los dejaron ir a la escuela, ir de viaje de egresados, ir a la facultad, a bailar, juntarse con amigos. A eso sumale el crudo diagnóstico de la UCA: de cuatro chicos que se sientan en una mesa, solo uno come todos los días”, indicó.

“¿Por qué te pensás que los jóvenes están tan desencantados con su propio país? ¿Por qué creés que se sienten expulsados? Porque este gobierno hace que lo escucha disfrazándose de pendejos pero no tienen la más pálida idea de lo que está pasando”, sentenció finalmente.