Verstappen quiere una victoria para el recuerdo en Holanda

ZANDVOORT, Holanda (AP) — Los fanáticos de Fórmula Uno esperan que el Gran Premio de Holanda el domingo sea una carrera espectacular para el recuerdo, en lugar de un desastre para el olvido.

El Gran Premio de Bélgica el fin de semana pasado fue interrumpido en medio de aguaceros, poco después de arrancar con un coche de seguridad por unas pocas vueltas y más de tres horas más tarde que lo programado.

Los fanáticos, muchos de los cuales estuvieron varados durante horas en el tráfico para llegar y salir del circuito de Spa-Francorchamps, habían esperado empapados.

Todo lo que vieron al final fue unos meros 10 minutos de monoplazas moviéndose lentamente detrás del auto de seguridad y parando en la vuelta 4, con el agua golpeando sus cascos.

Al amparo del reglamento, la victoria fue adjudicada Max Verstappen, ya que el piloto de Red Bull completó dos vueltas. En tanto, el siete veces campeón Lewis Hamilton finalizó tercero: “Fue una farsa», se quejó después el piloto de Mercedes.

La F1 recibió una avalancha de críticas a F1 y la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) — el ente rector — prometió investigar lo sucedido y examinar cómo responder a los fanáticos que compraron boletos.

“La FIA, junto con la Fórmula Uno y los equipos, revisará cuidadosamente las regulaciones para ver qué puede aprenderse y mejorar para el futuro”, dijo esta semana el presidente de la FIA, Jean Todt.

La carrera confirió solamente la mitad de los puntos al ganador, dándole a Max Verstappen 12,5 puntos por su sexta victoria de la temporada y la menos memorable de las 16 de su trayectoria

“No es la forma en la que uno espera ganar una carrera, pero los puntos siguen siendo importantes y tenemos que maximizar cada oportunidad”, dijo Verstappen. “Espero que podamos dar un buen espectáculo para todo el mundo en las gradas este fin de semana”.

La victoria en Spa redujo la ventaja de Hamilton en la tabla de ocho a tres puntos de cara al GP de Holanda, donde el británico buscará extender su récord a 100 victorias, en la casa de Verstappen.

El circuito ondulante de 4,3 kilómetros (2,7 millas) está ubicado en el balneario de Zandvoort, en las afueras de Ámsterdam. Es un circuito veloz, con curvas de hasta 18 grados que ofrecen muchas oportunidades para rebasar.

Zandvoort realizó su primera carrera en 1952 y su última en 1985. Iba a regresar al calendario el año pasado, pero fue una de varias canceladas por la pandemia.

En 1952, Alberto Ascari encabezó un 1-2-3 para Ferrari, que no ha ganado una carrera de F1 desde la victoria de Sebastian Vettel en el GP de Singapur hace dos años.

La edición de 1985 fue un intenso duelo entre campeones mundiales

El tricampeón Nelson Piquet se llevó la pole, el tetracampeón Alain Prost tuvo la vuelta más rápida. La victoria fue para el difunto Niki Lauda, delante de Prost y del difunto Ayrton Senna, ganador de tres cetros.

El domingo habrá cuatro campeones en la parrilla.

A Hamilton se le suman Vettel, Fernando Alonso y Kimi Raikkonen.

En total tiene siete títulos, pero ninguna se le acerca a Hamilton.

Verstappen ciertamente lo es y una séptima victoria en la campaña le regresaría a la punta en la intensa lucha por el campeonato.

Lograrlo delate de su legión de fanáticos devotos, a los que Verstappen llama su “Ejército Naranja” y que le siguen en grandes números, sería especialmente emotivo.

“Será especial tener una carrera en Holanda delante de mi público”, dijo Verstappen, que compitió aquí hace siete años en F3. “Pero también, como piloto, es un buen reto ir a un nuevo circuito e ir al límite. Las vueltas de clasificación van a ser muy rápidas, así que cualquier error va a ser realmente costoso”.

La clasificación el sábado, con decenas de miles de espectadores gritando por Verstappen, pudiera ser intensa incluso para alguien con la experiencia de Hamilton. El británico de 36 años tiene el récord de F1 con 101 poles, pero esta temporada está a la zaga de Verstappen, 6-3, y 6-4 en victorias.

Hamilton ha sido presionado más que en ninguna otra campaña desde que perdió el cetro ante su entonces compañero en Mercedes Nico Rosberg en 2016.

Ahora, Verstappen quiere arrebatarle la corona de F1 a Hamilton e impedirle convertirse en el primer piloto con ocho títulos.