Una jardinera apasionada por el cuidado orgánico de las plantas comparte recetas de preparados naturales

Un jardín sano y natural influye positivamente en el medio ambiente y promueve la biodiversidad. Así, la jardinera y paisajista Sofía Diharce decidió reemplazar paulatinamente químicos por diferentes soluciones naturales que fue conociendo con el tiempo.

Sofía es egresada de John Brookes School of Garden Design y hace 11 años dirige Jardinería Pilar (en Instagram, @jardineriapilar); junto con diferentes profesionales, ofrecen cursos y talleres relacionados con la jardinería y el paisajismo. Además, se dedica a diseñar, planificar y construir jardines y espacios verdes. Constantemente suma nuevos conocimientos y herramientas, y lo que más le apasiona es el manejo orgánico del jardín y el aprendizaje de las propiedades de las plantas para diferentes usos.

Remedios naturales: siete plantas para armar tu propia farmacia natural

Sofía Diharce, técnica en jardinería y paisajista, es una apasionada del cuidado orgánico del jardín. (Inés Clusellas./)

Gracias a Silvina Antelo, también incorporó las nociones y aprendizajes del calendario biodinámico, que acompaña de cerca los momentos en los que se deben utilizar los preparados orgánicos para que rindan de la mejor manera y aporten todo su potencial.

La armonía de los ciclos y la naturaleza son el eje central de la salud en el jardín. “Dado que la agricultura biodinámica se basa en el concepto de que el suelo es un organismo vivo que inspira y exhala, cuando los preparados son para la parte foliar los aplico con luna ascendente, temprano a la mañana, que es cuando el suelo exhala, y cuando son aplicaciones que van en tierra –como la del equisetum– los aplico con luna descendente, al atardecer, cuando el suelo inspira”, comparte Sofía.

Seis fertilizantes orgánicos para nutrir sin químicos a tus plantas de interior

El reemplazo de químicos en el jardín por preparados naturales influye totalmente en la salud de los espacios verdes. De hecho, la utilización de este tipo de preparados impulsa la biodiversidad, es decir la variedad del ecosistema y las diferencias genéticas dentro de cada especie, que permiten la combinación de múltiples formas de vida, y cuyas mutuas interacciones con el resto del entorno fundamentan el sustento de la vida sobre el planeta.

La elaboración depende mucho de los ingredientes de cada preparado. Así como en la cocina o en cualquier actividad que incluya la mezcla de diferentes elementos se debe conocer cada uno de ellos, en esta ocasión aplica la misma lógica. Habrá que aprender sus propiedades, sus tipos de estados, con qué puede mezclarse y con qué no, cuánto dura sin perder sus propiedades esenciales, cómo conservarlo.

Algunas consideraciones a tener en cuenta:

Rotular los envases según la preparación que contengan: práctica esencial para no confundirse luego en su aplicación. Importante incluir la fecha de elaboración.Buscar el envase más cómodo para aplicar el preparado: por ejemplo, si es un líquido que debe aplicarse sobre las hojas, lo ideal sería que esté en algún recipiente con un pico pulverizador que facilite la aplicación y distribución correcta.Evaluar la precaución de contacto o ingesta en caso de que corresponda: si bien son ingredientes 100% naturales, es importante saber que en algunos casos se deben tomar precauciones de acuerdo con la preparación; por ejemplo, mantener alejado de los niños, tener cuidado con los animales, utilizar guantes al aplicarlo, etc.Conservar el preparado de la manera correcta: según el preparado, algunos pueden guardarse a temperatura ambiente, otros requieren frío para potenciar sus propiedades y no descomponerse.

Preparado de alcohol de ajo

Principal función: Insecticida y repelente.Ingredientes: 5 dientes de ajo; 500 cm³ de agua; 500 cm³ de alcohol.Preparación: Licuar todo, filtrar y guardar en heladera para potenciar los efectos del preparado.Tipo de recipiente: Pulverizador.Aplicación: Diluir una parte en 1 litro de agua y pulverizar el follaje y la tierra.
Izquierda: Preparado de alcohol de ajo. Derecha: Biofertilizante. (Inés Clusellas./)

Biofertilizante

Principal función: Fertilizante.Ingredientes: ½ kg de humus de lombriz; 2,5 l de agua de lluvia o reposada.Preparación: Mezclar todo en un balde de 20 l, dejar reposar. De a ratos, ir mezclando el preparado, durante 2 días. Luego filtrar y colocar en bidones oscuros.Tipo de recipiente: Bidón.Aplicación: Mezclar 250 cm³ del preparado en 1 l de agua y regar.

Preparado de jabón blanco

Principal función: Insecticida.Ingredientes: Pan de jabón blanco; agua.Preparación: Rallar ¼ de pan de jabón y agregarle 2 litros de agua. Disolver.Tipo de recipiente: Pulverizador.Aplicación: Aplicar directamente en la zona afectada por mosca blanca, arañuela, cochinilla algodonosa.
Izquierda: Preparado de jabón blanco. Derecha: Purín de paraíso (Melia azedarach). (Inés Clusellas./)

Purín de paraíso (Melia azedarach)

Principal función: Repelente de hormigas cortadoras.Ingredientes: 1 kg de frutos maduros; 2 litros de agua de lluvia o de pozo (sin cloro); 1 bidón de 2 litros con tapa.Preparación: Triturar los frutos en un mortero, colocarlos en la botella con el agua dejando un poco de aire, mezclar y tapar.Guardar en lugar a la sombra. Cada 2 días, mezclar y abrir la tapa para que expulse los gases y a los 15 días filtrar y guardar para su posterior utilización.Tipo de recipiente: Botella.Aplicación: Aplicar sin diluir en los caminos y hormigueros.

Preparado para control de hormigas

Principal función: Control de hormigas cortadoras.Ingredientes: 250 g de sulfato de cobre; 1 kg de arroz; 1 sobre de jugo de naranja en polvo.Preparación: Hidratar en un recipiente el polvo del jugo de naranja con agua hasta obtener una mezcla espesa. Agregar el sulfato de cobre y luego incorporar la mezcla al arroz crudo. Mezclar bien y guardar en un recipiente a la sombra.Tipo de recipiente: Botella.Aplicación: Colocar el arroz hidratado con la mezcla cerca del camino del hormiguero para que se lo vayan llevando las hormigas de a poco.
Izquierda: Preparado para control de hormigas. Derecha: Preparado de cola de caballo (Equisetum arvense). (Inés Clusellas./)

Preparado de cola de caballo (Equisetum arvense)

Principal función: Fungicida.Ingredientes: 500 g de planta fresca; 5 l de agua (preferentemente de lluvia o reposada).Preparación: Poner la planta en un recipiente con agua para que hierva durante una hora, a fuego bajo. Es importante que sea ese el tiempo, así se liberan bien los silicatos. Luego dejar enfriar, colar y guardar.Tipo de recipiente: Botella.Aplicación: Diluir 250 cm³ del preparado en 1 l de agua y aplicar en la tierra, especialmente en momentos de humedad y luego de muchas precipitaciones. Preferentemente, durante la tardecita, ya que es el momento más propicio para absorber todos los nutrientes según el calendario biodinámico.