Genneia, la compañía dedicada a la generación de energías renovables, alcanzó una adhesión del 83% al canje propuesto para sus obligaciones negociables con vencimiento en enero 2022, por un total de US$553 millones, y, como consecuencia de ese buen resultado emitirá el primer bono verde corporativo de la Argentina.

El Banco Central no pudo acumular reservas en agosto tras cerrar el mes vendiendo otros US$138 millones

Según confirmó la propia compañía, mediante un comunicado, pasado mañana emitirá el primer bono verde corporativo de la Argentina en el mercado de capitales internacional, por un total de US$366 millones de la ON Clase XXXI. “Los bonistas que escogieron la Opción A, recibirán US$1015 de la nueva ON Clase XXXI por cada US$1000 de ON Clase XX. En tanto, los bonistas que se inclinaron por la Opción B, recibirán US$710 de la nueva ON Clase XXXI y US$298 en efectivo por cada US$1000 de ON Clase XX”, explicó la firma.

Además, se especificó en el mencionado comunicado que este nuevo instrumento tendrá un cupón de 8,75% y su vencimiento será en septiembre de 2027, pagadero en 10 cuotas semestrales iguales. Asimismo, este bono verde se encuentra respaldado por los ingresos del Parque Eólico Madryn, el más grande del país.

“El nivel de adhesión de los inversores superó las expectativas iniciales de la compañía, lo que confirma nuevamente la confianza del mercado en Genneia. Además de su atractivo intrínseco por ser un bono verde, el canje anticipado cinco meses antes de su vencimiento, el pago en efectivo y en bonos contribuyeron al éxito de la transacción. Es de destacar que dicho canje no solo disminuye sustancialmente las necesidades de refinanciamiento de la compañía en 2022, sino que también descomprime las necesidades de utilizar reservas del BCRA”, se remarcó en la empresa, que genera el 25% de la capacidad instalada de energía eólica en el país.

En 2016, Genneia puso en marcha un plan de inversión en energías renovables mayor a US$1000 millones, que implicaron dos acciones sumamente positivas en favor del medio ambiente. Por un lado, la compañía aumentó su capacidad instalada renovable en más de 700 MW, y por el otro, desconectó 205 MW de energía fósil en el plazo de tres años.

Con el desarrollo de sus parques eólicos Rawson, Trelew, Madryn, Chubut Norte, Villalonga, Pomona y Necochea, la empresa, que se ubica entre las diez generadoras más importantes de Sudamérica, actualmente cuenta con una potencia de 784 MW en energía eólica; y supera los 866 MW de energía renovable al considerar su parque solar Ullum (82 MW) ubicado en la provincia de San Juan.

Según se subrayó desde la empresa, más del 90% de las ventas de Genneia están denominadas en dólares bajo contratos de largo plazo (PPA, según sus siglas en inglés) y más del 70% provienen de activos de energía renovable. Asimismo, más del 50% de los ingresos de Genneia se encuentran respaldados por las garantías del FODER y Soberana y algunos de sus contratos cuentan con el respaldo del Banco Mundial.