Por Tom Daly y Mai Nguyen

7 sep (Reuters) – Las importaciones de cobre de China en
agosto cayeron un 41% interanual, a su nivel más bajo desde
junio de 2019, según mostraron datos aduaneros el martes, ya que
los altos precios y el lento crecimiento económico limitaron la
demanda.

Las llegadas de cobre en bruto y productos a China, el
principal consumidor mundial del metal rojo, fueron de 394.017
toneladas en agosto, dijo la Administración General de Aduanas.
Eso fue un 7% menos que el mes anterior y el quinto descenso
mensual consecutivo.

«Los clientes chinos no están dispuestos a comprar cobre a
estos precios. Vimos compras por debajo de 9.000 dólares la
tonelada, pero cualquier cosa por encima parece bastante cara»,
dijo Anna Stablum, de Marex Spectron.

Los precios del cobre en Londres más que se
duplicaron en un año, tocando un máximo histórico de 10.747,50
dólares la tonelada en mayo. Desde entonces, los precios se han
mantenido en un rango de 9.000-10.000 dólares, lastrados por la
débil demanda china y el temor a un ajuste del estímulo.

Los datos de agosto mostraron que las importaciones chinas
de cobre disminuyeron cada mes desde octubre del año pasado,
excepto marzo, tras las fuertes importaciones de mediados de
2020, cuando la segunda economía más grande del mundo se
recuperó con fuerza de la pandemia de COVID-19.

La actividad fabril creció a un ritmo más lento en agosto
frente a julio, aunque el sector de la construcción, un usuario
clave del cobre, aceleró a su ritmo más rápido desde marzo.

Las importaciones de concentrado de cobre, o mineral de
cobre parcialmente procesado, fueron de 1,89 millones de
toneladas en agosto, dijo la aduana. Ese fue el nivel más alto
desde mayo, con un salto interanual del 19% y un alza del 0,2%
desde los 1,887 millones de toneladas de julio.

Las exportaciones de aluminio en bruto y productos fueron de
490.286 toneladas en agosto, según la aduana, alcanzando su
nivel más alto desde marzo de 2020, con un avance interanual del
24% y un 4,5% más que en julio.

(Editado en español por Carlos Serrano)