7 sep (Reuters) – Royal Dutch Shell Plc dijo el martes que
está empezando el proceso de redespliegue del personal a su
plataforma Auger en el Golfo de México, mientras evalúa los
daños sufridos por su instalación en alta mar West Delta-143
(WD-143) tras el paso de la tormenta Ida.

Hasta el martes, cerca del 88% de la producción petrolera en
alta mar estadounidense en el Golfo de México seguía suspendida
después de que la tormenta, una de las más destructivas que
golpea la región, tocó tierra el 29 de agosto.

Las instalaciones Appomattox, Mars, Olympus, Ursa, Auger, y
Enchilada/Salsa siguen cerradas, dijo Shell en un
comunicado, en el que reiteró que cerca del 80% de la producción
operada por la compañía está suspendida.

«Nuestras inspecciones confirman que no hubo daño
estructural significativo a estos activos de Shell en aguas
profundas impactados por la tormenta. Nuestra plantilla se
centrará en realizar todas las reparaciones que sean necesarias
de manera segura y sostenible», indicó Shell.

La planta Norco de Shell en Luisiana sigue sin electricidad,
mientras continúan las evaluaciones y las reparaciones, afirmó
la compañía. Fuentes dijeron a Reuters el domingo que Shell
planea empezar a reactivar la refinería petrolera de 230.611
barriles por día (bpd) de Norco en unas dos semanas.

La firma dijo también que ya reenvió a personal a los 28
activos de Shell Pipeline en la zona de Ship Shoal.

«Los reinicios en las plataformas seguirán dependiendo de la
disponibilidad de infraestructura de refinación, transporte y
distribución, incluidos oleoductos y lugares de envío», agregó
Shell.

Asimismo, también proseguían sus redespliegues de
trabajadores en sus activos de Enchilada/Salsa, según la
empresa.

(Reporte de Arpan Varghese en Bengaluru y Gary McWilliams en
Houston; editado en español por Carlos Serrano)