El calendario señala que el mes de Tishrei, el séptimo en el judaísmo rabínico (septiembre-octubre), se conmemora el día en que Dios creó al hombre.

Es un encuentro alegre, de gozoso descanso que se observa durante dos días. La mesa, gran protagonista, aglutina una vez más a familias y amigos. Los ortodoxos, concurrirán a los templos y quienes no, dirán una plegaria al inicio de la comida.

Manjares heredados y actuales acompañan las expresiones de todos los años. Un trocito de fruta estacional, generalmente manzana sumergida en miel, será el inicio simbólico de un año dulce con los mejores augurios para estos tiempos convulsionados.

Entre oraciones y recetas, la cocina seguirá uniendo el parloteo de amigas, suegras, nueras y cuñadas como ocurre en todo grupo humano femenino, donde si bien la intención no es competir, quienes trabajaron, siempre esperan los aplausos.

En estos encuentros, los hombres no suelen ser habitués de la cocina, pero sí, los hijos y nietos.

Pan trenzado o jala

Las abuelas sefaradíes cuentan que en otros tiempos las compras las solían hacer los hombres para que las mujeres no salieran a la calle. Por suerte el delivery también llegó y es un tema común a todas las etnias. Cada vez se abren nuevos comercios con comidas de la colectividad hechas como en casa.

Comentarios cargados de emociones dan paso a recuerdos recopilados por madres y abuelas. “Así lo hacía mi bobe”. De mi madre conservo pequeñas servilletas de papel con recetas anotadas en alguna fiesta familiar.

Pero la cocina judía, no es fácil. Hay dos corrientes bien marcadas, la ashkenazi y la sefardí cuyas preparaciones responden a estilos y condimentos bien diferentes. sin embargo, la tradición festiva, en su esencia, es igual. No faltará el mantel y las velas blancas, en donde el pan redondo presidirá como símbolo de que todo tiempo tiene principio y fin. Que todo es circular como la vida misma.

El saludo que no falta.

Para quienes quieran saludar o saludarse, el augurio para año nuevo es Shana Tova Umetuka (se pronuncia con tilde shaná, tová, umatuká). Que tengas un año bueno y dulce.

Lo comparten judíos y quienes no lo son. La respetuosa convivencia reaviva los buenos deseos populares en busca de un mundo mejor.

Diez días después del nuevo año, comienza Iom Kipur, el Día del Perdón, es el día más sagrado en el calendario ya que se ingresa a una profunda introspección para comprender el sentido de la existencia.

¿Ashkenazi o sefaradi? Todos un mismo pueblo

Como muchos otros pueblos que anduvieron por variadas geografías, la culinaria judía es rica y sorprendente.

La ashkenazi, que proviene de Europa Central, del Este y de países que convergen por esos alrededores, es más austera, con pocos ingredientes o los suficientes para derivar en recetas cuyo secreto básico, son largas cocciones, en busca de profundizar los gustos. La sefaradí, más cercana al medio oriente, es rica, abundante, colorida, generosa, con toda la naturaleza al servicio de manos acostumbradas a elaboraciones trabajosas. De esas mujeres se dice que son perfectas amas de casa. Ambas, sujetas a las leyes bíblicas.

Las elección de estas recetas

Mi familia es de origen ashkenzi y están en mi mesa. La sefaradí, las probé en muchas reuniones; es deliciosa y original, para servir como entrada o plato principal

Receta de jala agudá, pan redondo de año nuevo judío

Pan redondo trenzado con semillas de sésamo (Shutterstock/)

Esta es la receta del pan redondo que reclaman mis nietas y que suelo obsequiar a muchos amigos. Una receta imperdible de mi amigo el chef Nelson Wesjkin.

Receta de guefilte fish al estilo rumano

Dos albondigas de guefilte fish hervido. (Shutterstock/)

Aclaro su origen. los rumanos y polacos hacen la receta del guefilte fish, o albóndigas de pescado, bien dulzona. Los rusos, lituanos, ucranianos, acentúan la sal y pimienta. Ambos lo cocinan como albondigones de pescado hervidos o como panes al horno. En las mesas tradicionales, no faltara la cabeza hervida de un pescado a pesar de la resistencia de los chicos. En tiempos veganos, es aceptable consensuar, lo que no cambia a la circunstancia.

Receta de leicaj, la torta de miel

En Rosh Hashana, se come la torta de miel, para augurar el comienzo de un año dulce.

Esta receta de torta de miel, leicaj, pertenece al grupo de voluntarias del Templo AMIJAI que desde hace años donan alimentos, comida listas para consumir y tejidos hechos por ellas, a instituciones que no pertenecen expresamente a la comunidad y que además de agradecer, les interesa conocer recetas judías.

Recetas de kiefticas de carne y puerros a la turca

Keftes o kiefticas de carne y puerro (Shutterstock/)

Albondiguillas de carne de la mesa sefardí y de origen turco, esta receta de kiefticas aromatizadas con condimentos orientales son ideales sobre una salsa de tomates alimonada.

Las altas fiestas culminan con el Día del Perdón.

El sonido del Shofar, el cuerno de carnero, llamará a transitar una vida nueva, donde reine la paz y el amor para toda la humanidad

Shaná Tová umetuka, por un año nuevo y dulce.