31 ago (Reuters) – El tricampeón del mundo de fútbol Pelé
dijo el martes, en una publicación en Twitter, que se sometió a
pruebas rutinarias y que se encuentra en «muy buen estado de
salud».

«Chicos, no me he desmayado y estoy muy bien de salud. Fui a
hacerme mis pruebas rutinarias, que no había podido hacerme
antes a causa de la pandemia. Avisen que no jugaré el próximo
domingo», dijo Pelé, desmintiendo una noticia que afirmó que
había sido hospitalizado tras un desmayo.

Según colaboradores del exjugador, Pelé ingresó el lunes en
un hospital de Sao Paulo para someterse a pruebas y será dado de
alta el martes.

Pelé, que cumplió 80 años en octubre del año pasado, pasa la
mayor parte del tiempo en su casa de Guarujá, en la costa del
Estado de Sao Paulo, para protegerse de la pandemia del
COVID-19.

Pele ha sido hospitalizado varias veces en años recientes
para tratar problemas de salud, y camina con dificultad debido a
un problema de cadera que ya ha requerido dos operaciones.

En 2019, Pelé pasó unos días en un hospital de París para
tratar un cuadro de infección urinaria diagnosticado tras
asistir a un evento junto al delantero francés Kylian Mbappé.

El tricampeón también ha sido hospitalizado en los últimos
años por problemas de próstata y riñón.
(Por Pedro Fonseca
Editado en español por Javier López de Lérida)