(Actualiza con citas directora OPS, agrega contexto)

Ciudad de méxico, 1 sep (reuters) – la directora de la
organización panamericana de la salud (ops), carissa etienne,
instó el miércoles a los países de todo el mundo que tienen un
exceso de vacunas contra el covid-19 a que las compartan
«rápidamente» con américa, la región del mundo más golpeada por
la pandemia del coronavirus.

América necesita administrar 540 millones de dosis más
contra el COVID-19 para garantizar que todos sus países puedan
vacunar a al menos el 60% de su población, agregó Etienne en una
rueda de prensa virtual. Tres cuartos de la población de América
Latina y el Caribe aún no han sido completamente inmunizados.

«Instamos a los países de todo el mundo con dosis excesivas
a que las compartan rápidamente con nuestra región, donde
tendrán un impacto que salvará vidas», dijo Etienne.

«Algunos países ya están implementando refuerzos para las
personas vacunadas, incluso cuando la mayoría de las personas en
nuestra región aún no han recibido una dosis», agregó.
«Recordamos (…) que la mejor manera de protegerse contra
variantes preocupantes, como Delta, es asegurarse de que más
personas estén completamente vacunadas en todas partes».

Etienne, una médica dominiquesa, aseguró que la vacunación
en América es inequitativa. Mientras que en Canadá, Chile y
Uruguay más del 60% de sus habitantes ya han recibido dos dosis
de la vacuna contra el COVID-19, más de un tercio de los países
de la región aún luchan por vacunar al 20% de su población.

«Las tasas de vacunación siguen siendo bajas en varios
países del Caribe y América del Sur y la cobertura todavía es de
un solo dígito en países de América Central como Guatemala,
Honduras y Nicaragua», dijo Etienne. «Ni hablar de Haití y
Venezuela, donde los frágiles sistemas de salud y los desafíos
políticos han retrasado aún más las inmunizaciones».

En la última semana, América reportó más de 1,6 millón de
nuevos casos de coronavirus y unas 22.000 muertes relacionadas
al virus, aupados por Norteamérica, donde las hospitalizaciones
de jóvenes y adultos menores de 50 años están en sus máximos
desde el inicio de la pandemia.

La región acumula un 40% de los casos y un 44% de las
muertes por COVID-19 en todo el mundo.
(Reporte de Diego Oré en Ciudad de México; Reporte adicional de
Anthony Boadle en Brasilia; Editado por Javier López de Lérida)