Por Pratima Desai

LONDRES, 10 sep (Reuters) – Los precios del níquel subían el
viernes a su nivel más alto en más de siete años debido a la
escasez creada por la caída de las existencias, y un fuerte
aumento en la demanda de siderúrgicas y fabricantes de baterías
para vehículos eléctricos.

* A las 1054 GMT, el níquel de referencia en la Bolsa de
Metales de Londres (LME) ganaba un 0,7%, a 20.335
dólares la tonelada, tras llegar más temprano en la sesión a
20.705 dólares, máximo desde mayo de 2014. El contrato ha subido
casi un 30% desde que en marzo tocó mínimos para 2021.

* El cobre a tres meses en la LME subía un 1,5%, a
9.528 dólares la tonelada.

* Jim Lennon, analista de Macquarie, espera que el consumo
de níquel crezca un 17% este año, a 2,8 millones de toneladas.

* «La producción de acero inoxidable, el principal uso del
níquel, crecerá un 16% este año, agregando 250.000 toneladas a
la demanda de níquel. El metal usado en baterías subirá 100.000
toneladas este año a alrededor de 290.000 toneladas», afirmó.

* «El mercado del níquel ha entrado en un gran déficit (…)
a pesar del gran crecimiento en el suministro de níquel de
Indonesia de más de 300.000 toneladas este año», agregó.

* Los precios del níquel subieron a un récord en la Bolsa de
Futuros de Shanghái (ShFE). Las acerías de acero
inoxidable, principalmente en China, representan aproximadamente
dos tercios del consumo mundial del metal.

* Las existencias de níquel en almacenes de la ShFE
suman 8.608 toneladas, una baja de más de la mitad
desde fines de 2020, y en agosto cayeron a un mínimo histórico
de 4.455 toneladas. Los inventarios en la LME
están en 179.394 toneladas, un descenso de más del 30% desde
mediados de abril.

* Para ver los precios de los futuros de metales básicos:

– cobre

– plomo

– estaño

– níquel

– aluminio

– zinc

(Editado en español por Janisse Huambachano)