En medio del estupor por lo que había sucedido minutos antes en el Corinthians Arena, de San Pablo, con la interrupción a los 5 minutos de uno de los partidos más importantes del mundo como lo es Brasil vs. Argentina, de repente volvieron al campo de juego el entrenador del seleccionado, Lionel Scaloni, y el capitán del equipo, Lionel Messi. Para interiorizarse de los detalles, de qué estaba sucediendo y cuál sería el desenlace del partido: si seguía o no.

Messi ya no llevaba la camiseta N° 10, sino una pechera gris, con la leyenda “FOTO”. De hecho, más tarde, en uno de los pasillos interiores del estadio, se lo vio a Paulo Dybala bromear con el tema cuando advirtió el cartel en la espalda de Messi, que de inmediato se quitó la pechera ante las sonrisas de sus compañeros.

Lionel Messi charlando con Neymar y Tite con una pechera de fotógrafo (Captura TV/)

Ahora bien, ¿qué pasó? ¿De quién era la pechera? ¿Cómo fue que Messi terminó con ella y no, por ejemplo, con una camiseta de entrenamiento? Las camisetas del mejor jugador del mundo son muy codiciadas: ya antes de los partidos los rivales se la piden para intercambiar. Aunque en este caso, la solicitud era muy especial: nada menos que de Dani Alves, amigo personal y excompañero de muchos años de la Pulga en Barcelona. Durante varios pasajes de esos momentos de incertidumbre se los vio abrazados, sonriendo, tratando de escaparle al clima que se vivía en el estadio con el personal de sanidad de Anvisa.

Dybala se tentó ante la pechera de Messi fotógrafo

Cuando Messi volvía a la cancha con Scaloni, intercambió su camiseta con Dani Alves, pero obviamente no se puso la brasileña. Casi que se iba en cueros del vestuarios y alguien le advirtió: “Ponete una camiseta porque te pueden sancionar”. Messi giró y agarró lo primero que tenía a mano: un chaleco gris, de los que entrega la organización del Mundial Qatar 2022. La imagen causó sorpresa, aunque podía entreverse una situación de urgencia. Y la imagen recorrió el mundo, tomó formato de memes en las redes sociales, incluidas las sonrisas de Dybala y sus compañeros. En realidad, hasta el propio Dani Alves bromeó en su cuenta de Instagram, con una foto de Leo, los tres con Neymar: “Creo que estamos bien de fotógrafo, ¿no?”.

¿Pero de quién era el chaleco, claramente destino a los reporteros gráficos que realizaban la cobertura del partido? Del reportero que acompaña al seleccionado nacional en sus viajes desde hace cuatro años: Tato Pagano. Sus trabajos son muy compartidos en Instagram (@tatografias). Pagano también se desempeña en otros medios internacionales.

Se vende la supuesta pechera de Messi en Mercado Libre

La historia de la pechera derivó en que horas más tarde aparecieran copias falsas de la indumentaria en sitios de venta por internet, por valores que pedían entre 5000 y 10.000 pesos. El mercado Messi da para todo.