Un plan de $2200 millones en desembolsos para este año fue el pilar del plan de expansión de Uber en el país. La app de movilidad, que desembarcó en la Argentina en abril de 2016, reconoce un crecimiento en la demanda, luego del impacto negativo de la pandemia, y advierte que busca en el corto plazo sumar conductores en su plataforma.

La firma nacida en California dice que al menos 12 millones de argentinos tienen descargada la app en sus dispositivos móviles, y apunta a expandir su actividad local. Luego de haber sumado 13 ciudades desde diciembre de 2019 hasta hoy (Rosario, Mendoza, Tucumán, Salta, entre otras), el plan es incorporar otras 25 localidades este año.

Según la empresa, los conductores de Uber pueden obtener ingresos de $1000 por hora trabajando con la plataforma. (Shutterstock/)

Según Felipe Fernández Aramburu, gerente general de la empresa para Cono Sur, existen diferentes dinamizadores que explican el incremento en la demanda. “Hay una recuperación en muchas ciudades a medida que empieza a haber más movilidad, aunque la experiencia de usar la app todavía no está en los niveles que creemos estar”, dice el ejecutivo, quien destaca que la aparición de mayor competencia en el segmento (Beat, Didi) también generaron mayor demanda.

En ese sentido, advierte que la recuperación en la cantidad de usuarios y viajes fue mayor al crecimiento que observan entre los usuarios conductores, y que ese desbalance se comprueba en cuestiones diarias de la plataforma. “Todavía los tiempos de espera son mayores de los que podrían o solían ser antes de la pandemia”, reconoce.

Por eso, el ejecutivo sostiene que parte de los desembolsos anunciados se destinarán a estrategias de captación de más conductores, con promociones, bonificaciones o acuerdos con terceros.

Desde la compañía sostienen que los conductores activos, luego de ver afectada su actividad en los meses de cuarentena más estricta, hoy ya están obteniendo ingresos al mismo nivel que en 2019. La estimación es que, en promedio, los choferes que toman viajes con la aplicación pueden conseguir hasta $1000 por hora de trabajo.

Un reciente informe elaborado por la consultora PxQ, del exviceministro de Economía Emmanuel Álvarez Agis, por encargo de Uber, estimó que los ingresos de un trabajador a tiempo completo con esta plataforma tiene niveles similares al de “un trabajador registrado del sector salud o la administración pública”, y que ese ingreso es “1,3 veces mayor al de un trabajador registrado en la construcción”

“Tomando el ranking de ingresos netos por sector de actividad, para un total de 20 sectores, el socio conductor que utiliza a tiempo completo la plataforma de Uber se ubica a mitad de la tabla en materia de ingreso neto ($76.000 a valores actuales)”, agrega el informe.

“El uso de los pasajeros está volviendo más rápido que los conductores y eso genera una oportunidad muy grande para quienes usan la aplicación para manejar Nos faltan conductores, pero los que manejan hoy están ganando más plata que nunca”, enfatiza Fernández Aramburu, quien agrega que desde que Uber desembarcó en el país, al menos 400.000 personas obtuvieron ganancias por manejar y completar viajes.

Felipe Fernández Aramburu, gerente general de Uber Cono Sur. (Gabriela Valle/)

“Lo importante para los conductores es cuántos viajes se hacen en esa hora y eso está vinculado a cuántos viajes genera la app. Por eso miramos y hablamos más del ingreso por hora y la cantidad de demanda que vemos en la app es algo diferencial”, agrega el ejecutivo.

En el sector, el crecimiento de Cabify y la expansión de nuevos competidores como Beat o Didi generaron también más oportunidades de trabajo para quienes salen a trabajar con estas plataformas. Así, también se aceleró la competencia entre plataformas, con propuestas agresivas de promociones, baja en las comisiones, bonificaciones y otras alternativas que buscan atraer a estos trabajadores a sus apps. Eso también se traslada a la competencia hacia los usuarios y los precios de cada viaje.

Según Fernández Aramburu, sin embargo, este tipo de tácticas son de corto plazo, y sirven hasta que el mercado alcanza una masa crítica de conductores y demanda de viajes por parte de los usuarios: “En general esa promociones buscan fomentar el uso de la app y, una vez que las ciudades están en nivel determinado, se genera un círculo virtuoso que termina generando ganancias son esas promociones, y eso es lo que hace sustentable el funcionamiento de una app y que el ingreso de los conductores sea estable y no sea dependiente de esas promociones”, cerró.