Por Matthew Green y Jake Spring

MARSELLA, Francia, 5 sep (Reuters) – Grupos indígenas
instaron el domingo a los líderes mundiales a respaldar un nuevo
objetivo para proteger el 80% de la cuenca del Amazonas para
2025, diciendo que se necesitan acciones audaces para detener la
deforestación que está llevando a la selva tropical más grande
del planeta a un punto de no retorno.

Los delegados amazónicos lanzaron su campaña en una
conferencia de nueve días en Marsella, donde miles de
funcionarios, científicos y activistas buscan sentar las bases
para las conversaciones de Naciones Unidas sobre biodiversidad
en la ciudad china de Kunming el próximo año.

«Invitamos a la comunidad global a unirse a nosotros para
revertir la destrucción de nuestro hogar y, al hacerlo,
salvaguardar el futuro del planeta», dijo José Gregorio Díaz
Mirabal, coordinador principal de COICA, que representa a los
grupos indígenas en nueve países de la cuenca del Amazonas, a
Reuters.

Poco menos del 50% de la cuenca del Amazonas se encuentra
actualmente bajo alguna forma de protección oficial o
administración indígena, según una investigación publicada el
año pasado.

Pero la presión de la ganadería, la minería y la exploración
petrolera está aumentando.

En Brasil, hogar del 60% del bioma, la deforestación ha
aumentado desde que el presidente de derecha Jair Bolsonaro
asumió el cargo en 2019, alcanzando un máximo de más de una
década el año pasado.

La cuenca del Amazonas en su conjunto ha perdido el 18% de
su forestación original, mientras que otro 17% se ha degradado,
según un estudio publicado en julio por el Panel de Ciencias
para el Amazonas, basado en una investigación de 200
científicos.

Si la deforestación alcanza el 20%-25%, podría llevar al
Amazonas a una espiral en la que se secará y convertirá en una
sabana, según el científico brasileño Carlos Nobre.

(Reporte de Matthew Green en Marsella; reporte adicional de
Jake Spring en Brasilisa. Editado en español por Javier Leira)