Leicaj o torta de miel con nueces

Huevos, 6Miel, 300 cc (1 ½ vaso de miel) Azúcar, 300 g (1 ½ vaso)Aceite de girasol, 300 cc (1 ½ vaso)Café o té a temperatura ambiente, 200 ccHarina 0000, 1/2 kg Polvo para hornear, 2 cucharaditasBicarbonato de sodio, 2 cucharaditasCanela, 2 cucharaditasManzana rallada, 1 ½Pasas de uva remojadas, 100 gCacao amargo, 2 cucharadasNueces cortadas gruesas, 200 g
Mezclar y tamizar la harina con el polvo de hornear, el bicarbonato, la canela y el cacao amargo. Reservar. Batir los huevos con el azúcar, agregar el aceite, la miel, la manzana y los ingredientes secos alternando con el café.Mezclar las pasas de uva y las nueces con un poco de harina. Pincelar con aceite y forrar con papel manteca un molde preferentemente rectangular, de paredes altas. Agregar las nueces y pasas al batido y verter dentro del molde elegido.Precalentar el horno a 180° (horno medio) y cocinar durante aproximadamente 50 minutos a una hora, controlando el proceso de la cocción.Retirar una vez cocido, enfriar y desmoldar.

La harina y el bicarbonato se pueden reemplazar por ½ kg de harina leudante, aunque el leicaj de miel y nueces no quedará tan aireado como con el bicarbonato de sodio, igual sale muy bien.

Para obsequiar el leicaj de miel y nueces conviene saber que cada mezcla rinde 6 moldes medianos, descartables, pincelados con aceite. En caso de hacerlos así, hay que reducir el tiempo de cocción a media hora.

El leicaj o bizcochuelo de miel no lleva decoración, salvo un poco de azúcar impalpable.