Continúa la pulseada. La suspensión escandalosa del choque entre Brasil y la Argentina, en San Pablo, por las eliminatorias sudamericanas, es una novela con miles de capítulos. Todos se acusan y las autoridades brasileñas insisten en que el seleccionado albiceleste no respetó las normales locales. El diario O Globo contó que el Ministerio de Salud de Brasil rechazó 51 minutos antes del clásico el pedido de excepcionalidad para que jueguen los cuatro futbolistas argentinos que actúan en la Premier League.

Según revelan en la publicación, el mail, enviado a las 15.09 del domingo, fue recibido por la Conmebol y tenía la firma de Alessandro Glauco dos Anjos Vasconcelos, secretario ejecutivo de Salud del Gobierno de Jair Bolsonaro. “Recomendamos que los cuatro argentinos permanezcan en el hotel, con las medidas de seguridad necesaria”, aseguran que decía ese correo electrónico.

Desde la derecha, los jugadores argentinos Nicolás Otamendi, Giovani Lo Celso y Emiliano Martínez se retiran de la cancha tras la interrupción del partido contra Brasil por las eliminatorias del Mundial

La AFA solicitó formalmente al Ministerio de Salud, la Casa Civil y Anvisa la liberación de los cuatro deportistas. La respuesta final, con la negativa del Ministerio de Salud, se firmó electrónicamente el domingo 51 minutos antes del inicio del partido.

Las autoridades sanitarias brasileñas insisten en que los futbolistas brindaron información falsa en sus declaraciones juradas y que omitieron su presencia en Reino Unido en los últimos 14 días. Explican que a pesar de que Emiliano Martínez, Emiliano Buendía, Giovanni Lo Celso y Cristian Romero hayan presentado testeos negativos para ingresar al país “aún podían presentar síntomas después de ingresar al país, lo que podría contaminar y propagar la enfermedad”.

Messi habla con Neymar y Dani Alves, en medio de la insólita suspensión del partido entre Brasil y la Argentina

En el mail en cuestión, que revela O Globo, se informa que Conmebol recibió una advertencia de que se estaban cometiendo faltas sanitarias: “Considerando todos los detalles del caso tras la investigación epidemiológica, se entiende que hubo omisión de información por parte de la delegación argentina en relación a los viajes de los cuatro jugadores, incurriendo así en una infracción sanitaria”, agregó Vasconcelos.

El documento, que está dirigido a Alejandro Domínguez, el presidente de Conmebol, llegó cuando la Argentina ya estaba en el estadio Arena Corinthians y estaba confirmada la presencia desde el arranque de Martínez, Romero y Lo Celso. Sin embargo, Vasconcelos en el mail establece: “En atención al principio de precaución, las medidas de entradas excepcionales se deberían haber tomado antes del embarque hacia Brasil”.

Incluso, la delegación de la selección fue avisada el domingo por la mañana de la negación de la excepcionalidad, por intermedio de la Policía Federal local, apunta la publicación.

Sigue el fuego cruzado

Lionel Messi y Rodrigo de Paul se preparan para jugar ante Brasil. En ese momento, el Gobierno de Bolsonaro enviaba un mail con la negativa para los cuatro argentinos de la Premier League (Andre Penner/)

El lunes, desde Brasil avanzaron con la ofensiva. Las autoridades sanitarias tafificaron que no se habían generado las excepciones para permitirles disputar el partido de fútbol por eliminatorias para el que habían viajado en burbuja sanitaria, tal como lo establece el protocolo vigente de la Conmebol. “Los jugadores argentinos declararon falsamente que no habían pasado por el Reino Unido”, dijo Alex Campos, titular de la Anvisa, en declaraciones a LN+. Y agregó: “Los jugadores deberían haber permanecido en cuarentena desde el mismo sábado, de manera deliberada fueron al entrenamiento bajo un manto de protección de la delegación argentina”. La policía federal brasileña afirmó el lunes que abrió una investigación contra los jugadores por el presunto delito de “falsedad ideológica”.

El comunicado de la CBF también hace responsable a la AFA por convocar futbolistas de la Premier League, impedidos de ingresar en territorio brasileño por la decisión interministerial 655. Los brasileños recuerdan que cursaron tres comunicaciones a las oficinas de Viamonte y a la sede de la Conmebol con la copia de la decisión gubernamental para todos aquellos viajeros que hubieran estado en los 14 días anteriores en las zonas rojas del coronavirus, entre las que se encuentra el Reino Unido.

Emiliano Martinez, en el calentamiento de un partido que duró 5 minutos… (Alexandre Schneider/)

LA NACION pudo saber que los futbolistas argentinos, que ya viajaban en burbuja sanitaria desde Caracas, fueron testeados al llegar al aeropuerto de Guarulhos (San Pablo) y dieron negativo, el mismo resultado de todas sus pruebas en las últimas semanas.

Brasil apuesta todo a la (supuesta) mentira de los cuatro argentinos que, al llegar a suelo paulista, no incluyeron en su declaración jurada de salud que registraban un paso por Inglaterra, país en el que trabajan. Primera cuestión: el dato es fácilmente comprobable, ya que la Premier League es el torneo futbolístico más global del planeta. Segundo ítem: con las ayudas tecnológicas actuales, la trazabilidad de los pasaportes se hace en minutos. Corroborar que Martínez, Romero, Lo Celso y Emiliano Buendía (el cuarto hombre en cuestión, que no fue incluido en la planilla del partido del domingo por Lionel Scaloni) habían estado en Inglaterra era una tarea sencilla. Si los protocolos hubieran funcionado como correspondía (y más allá de no haber declarado su historial de viaje), los cuatro deberían haber quedado aislados al tocar tierra brasileña.

La defensa de los intereses albicelestes tendrá dos jugadores de peso: Andrés Patón Urich, asesor legal de la AFA, y Ariel Reck, uno de los máximos especialistas en derecho deportivo del país. Se espera que la FIFA notifique a la AFA hoy mismo de los primeros requerimientos.