NUEVA YORK (AP) — Sin que queden ya jugadores locales a quiénes apoyar, los aficionados están adoptando a una triunfadora precoz, nacida en un país vecino y de padre ecuatoriano.

Después de todo, no es nada difícil emocionarse por Leylah Fernández en el Abierto de Estados Unidos.

La adolescente canadiense, quien no figuraba entre las preclasificadas de este torneo, cumplió la víspera 19 años. El martes, se coló a su primera semifinal de un Grand Slam.

Fernández se convirtió en la jugadora más joven en avanzar tan lejos dentro de la rama de mujeres en Flushing Meadows desde María Sharapova en 2005, al imponerse 6-3, 3-6, 7-6 (5) sobre la ucraniana Elina Svitolina (5ta preclasificada).

El recorrido asombroso de Fernández por este torneo incluía ya victorias sobre dos tenistas que se habían coronado aquí: Naomi Osaka y Angelique Kerber.

También el martes, Daniil Medvedev avanzó a semifinales por tercer año seguido y puso fin a la sorprendente marcha de Botic van de Zandschulp al imponerse 6-3, 6-0, 4-6, 7-5.

Medvedev, segundo preclasificado, cedió su primer set del torneo, pero se repuso para seguir en carrera por su primer título de Grand Slam.

El ruso estuvo cerca en 2019, cuando sucumbió ante Rafael Nadal en el quinto set de la final de esa edición. Cayó ante el eventual campeón Dominic Thiem en las semifinales del año pasado.

“Lo que busco es mejorar un poquito a lo hecho a las últimas dos veces y dar el último paso, el cual es el más duro en realidad», dijo Medvedev.

Su partido del martes no pudo ser más cómodo al inicio. Quebró el saque de Van de Zandschulp en seis de los primeros ocho juegos del neerlandés con servicio. Arrasó el segundo set en apenas 22 minutos.

Van de Zandschulp, de 25 años, intentaba convertirse en el primer hombre en abrirse paso en las semifinales del US Open tras haber sorteado la fase preliminar. Pero se vio desbordado en los primeros dos parciales en el estadio Arthur Ashe.

Van de Zandschulp, quien nunca había estado en Nueva York hasta este US Open, también pretendía convertirse en el primer hombre en avanzar a las semifinales en su debut en el certamen desde 1948.

Medvedev se las verá en semifinales contra el ganador de una pulseada entre juveniles: el español Carlos Alcázar, de 18 años, y el canadiense Felix Auger-Aliassime, de 21. El Alcázar-Auger-Aliassime es el duelo de mayor precocidad en una instancia tan avanzada de un Gran Slam desde que un Nadal, con 20 años, derrotó a Novak Djokovic, de 19, en los cuartos del Abierto de Francia 2006.