La increíble luxación de codo que sufrió el árbitro de Deportivo Maipú-Tigre, por la Primera Nacional: José Carreras tropezó con un jugador y debió ser reemplazado

Transcurrían 23 minutos de un encuentro en el que Tigre hacía su trabajo en Mendoza con total autoridad para no perderle pisada al líder de la zona A, Almirante Brown: le ganaba 2-0 con goles de Lucas Menossi y Pablo Magnin, el goleador del torneo, y se ponía a dos puntos de la Fragata. Hasta ese momento, esa era la noticia de la tarde en Cuyo. No obstante, una imagen que impactó se adueñaría de los siguientes minutos: el árbitro José Carreras se tropezó con un jugador y, al caer, su codo derecho se salió de lugar.

Una situación fea, pero que no deja de ser llamativa por cómo se produjo. El volante de Maipú, Mauro Cerutti, se arrodilló para atarse los cordones cuando todos aguardaban un tiro libre defensivo perteneciente al Matador. En ese momento, Carreras caminaba hacia atrás, con la mirada fija sobre el futbolista de Tigre que estaba saliendo del campo por, justamente, haber sido asistido por los médicos en aquella jugada. Claro, nunca observó lo que había detrás y, mucho menos, imaginó que él sería el que segundos posteriores precisaría de una atención aún más duradera: impactó con el cuerpo agachado de Cerutti y cayó hacia atrás, llevando naturalmente sus brazos hacia el césped, pero el derecho sufrió el mal apoyo y provocó la luxación del codo.

¡DURA LESIÓN DEL ÁRBITRO EN DEP.MAIPÚ-TIGRE!

José Carreras tropezó con un jugador que estaba en el piso y se le salió el codo de lugar. El juez se recuperó del golpe pero no pudo continuar dirigiendo. pic.twitter.com/RZT1O5xbh5

— TyC Sports (@TyCSports) August 28, 2021

Imágenes desesperantes ante las quejas del juez y ese codo que intentaba sostener, pero que estaba notoriamente corrido de lugar y necesitaba acomodarse de manera urgente el acomodo. Lo asistieron rápido, pero -lógicamente- no pudo continuar: mientras fue trasladado a una clínica cercana por orden de Walter Quinteros, el doctor que lo ayudó en el campo mendocino, Pablo Núñez, el cuarto juez, se hizo cargo del resto del encuentro. En ese primer tiempo, por lo sucedido, debió añadir siete minutos.

Carreras nació el 7 de marzo de 1974 (47 años) y debutó como árbitro el 30 de abril de 2005, en un Puerto Nuevo-Claypole de la Primera D. Está afiliado a la Asociación Argentina de Árbitros y, a su vez, es empleado en la Cámara de Comercio.