(Amplía información)

3 sep (Reuters) – La ciudad de Pekín está estudiando la
posibilidad de poner a Didi Global bajo control estatal
y ha propuesto que empresas gestionadas por el gobierno
inviertan en la firma china de transporte, informó Bloomberg
News.

La idea central de la propuesta del gobierno de la ciudad de
Pekín es recuperar el control de una de sus mayores empresas, y
en particular de los datos que posee, según el informe del
viernes de Bloomberg.

Según la propuesta preliminar, algunas empresas con sede en
Pekín, entre ellas el Grupo Shouqi, que forma parte del Grupo de
Turismo de Pekín, de propiedad estatal, adquirirían una
participación en Didi, informó Bloomberg, citando a personas no
identificadas familiarizadas con el asunto.

Otros escenarios que se barajan son que el consorcio
adquiera una participación nominal acompañada de la llamada
«acción de oro» con poder de veto y un puesto en el consejo de
administración, añadió.

Didi, el gobierno de la ciudad de Pekín, el Grupo de Turismo
de Pekín y el Grupo Shouqi no respondieron inmediatamente a las
solicitudes de comentarios de Reuters.

El Wall Street Journal informó en julio que Didi estaba
considerando la posibilidad de convertirse en una empresa
privada para aplacar las preocupaciones de China sobre la
seguridad de los datos y compensar las pérdidas de los
inversores desde que cotiza en Estados Unidos. Didi desmintió
posteriormente esta información.

Las acciones de Didi subieron hasta un 8% antes de reducir
las ganancias a un 4,5% en las operaciones previas a la
apertura.

«Esperábamos alguna acción, pero no de esta magnitud. La
gran pregunta es qué pasará con los inversores de Didi», dijo
Justin Tang, jefe de investigación asiática del asesor de
inversiones United First Partners en Singapur.

«Esta medida es tan precipitada como la regulación de las
empresas de educación. Con todas las concesiones dadas por las
empresas tecnológicas chinas recientemente, pensábamos que
habría algunos brotes verdes, pero esta es una medida
inesperada», enfatizó.

Otros afirmaron que los inversores bursátiles parecían
acoger la propuesta.

«Es un resultado mejor que ir a la quiebra como la educación
privada», dijo Dave Wang, estratega de carteras de Nuvest
Capital en Singapur.
(Informe de Chavi Mehta en Bengaluru, Yilei Sun en Pekín,
Anshuman Daga en Hong Kong y Tom Westbrook en Singapur; editado
en español por Gabriela Donoso)