7 sep (Reuters) – El presidente ejecutivo de AstraZeneca Plc
, Pascal Soriot, dijo que las dosis de refuerzo de la
vacuna COVID pueden no ser necesarias para todos en Gran Bretaña
y apresurarse a un lanzamiento nacional de terceras dosis podría
acumular una presión adicional sobre el Servicio Nacional de
Salud (NHS), informó el martes el Telegraph.

«Necesitamos el peso de la evidencia clínica recopilada del
uso en el mundo real antes de que podamos tomar una decisión
informada sobre una tercera dosis», escribió Soriot en el
periódico.

Dijo además que «movilizar al NHS para un programa de
impulso que no es necesario potencialmente agregaría una carga
innecesaria al NHS durante los largos meses de invierno».
(Reporte de Aishwarya Nair en Bangalore
Editado en español por Juana Casas)