En el día de ayer, Paulo Londra logró una primera victoria en su conflicto legal con la productora Big Ligas, el cual lo tiene sin sacar música desde 2020. El trapero argentino viene pelando para poder liberarse de un contrato que firmó con el colombiano Ovy On The Drums (Daniel Oviedo) y el portorriqueño Kristo (Cristian Salazar), dos reconocidos productores musicales de la música urbana latinoamericana.

En medio del triunfo, fueron varios los artistas que salieron a felicitarlo, entre ellos J Balvin. El colombiano publicó en sus redes sociales un mensaje celebrando al cordobés, sin embargo, unas horas después volvió a subir otro escrito en donde también le mostraba su apoyo a Ovy On The Drums.

MasterChef Celebrity 3: revelan imágenes inéditas del nuevo estudio del programa

“Bienvenido a la libertad. Te extrañamos Paulo Londra”, decía la primera de las dos historias de Instagram en donde hizo mención al conflicto. Junto a una foto del argentino jugando al básquet, Balvin parecía haber tomado partido con respecto al tema.

Cinco horas más tarde, el artista oriundo de Medellín volvió a pronunciarse. “Con respecto a Paulo Londra, en esta situación mi mensaje es más de unidad y nunca nada personal contra Ovy On The Drums. Solo quiero que arreglen sus diferencias y brinden más música al mundo. 1 + 1 = 3″, escribió tratando de mostrarse como mediador y sin tomar partido.

La opinión de J Balvin sobre el conflicto entre Paulo Londra y Big Ligas

Balvin es uno de los artistas latinos más escuchados en el mundo. El cantante de reggaeton es una de las estrellas con la que todos quieren lograr una colaboración, y uno de los abanderados del género urbano. Hace poco realizó su primera canción con una artista argentina, al lanzar el sencillo “¿Qué más pues?” con María Becerra.

La victoria de Londra

Según relató Londra hace un tiempo, su conflicto nace de un “engaño” por parte de quienes fueran sus amigos y compañeros de fórmula en la productora Big Ligas. Tenía 19 años cuando viajó a Colombia para grabar durante meses con los productores, a quienes Londra consideraba sus socios.

En mayo de 2020, el trapero publicó una carta en la que habló de sus problemas, después de varios meses de rumores que circulaban en redes sociales. Había dejado la Argentina para abrazar el éxito mundial y se había asociado con Big Ligas, quienes lo habrían engañado y le habrían hecho firmar un contrato.

Paulo y Ovy en estudio, cuando grababan juntos

“Al día siguiente se presentaron por videollamada Stephanie Chopurian y Matt Greenberg y me explicaron sobre números que nunca entendí y sobre un contrato que es difícil de entender hasta para un abogado”, según las palabras de Londra que aparece en su carta. En lo firmado, hubo cláusulas que mantenían la dependencia de Londra a Big Ligas hasta 2020, sin embargo, con acciones legales en curso los tiempos para que quedar liberado, para cualquier acción comercial o referida a propiedad intelectual, se extendían.

Este viernes 3 de septiembre, el artista ganó una disputa contractual contra el sello. El juez William Thomas dictaminó que la cláusula que ataba a Londra a Big Ligas expiró el 20 de febrero de 2021. “Incluso si el lenguaje de los contratos relevantes respaldara la interpretación ofrecida por Big Ligas (que claramente no lo hace), no podría aplicarse porque constituiría una restricción ilegal del comercio y conduciría a resultados absurdos”, aseguraban en la revista Billboard, especializada en la industria musical.

“Un juez otorgó a Big Ligas una moción de emergencia para revisar la denegación de la suspensión de la orden que determina la posesión de la propiedad, poniendo una suspensión temporal en el veredicto a la espera de una revisión adicional”, añadieron, aclarando que la decisión final aún no está tomada.

En estos últimos meses, Londra recibió el apoyo de muchos colegas, que se expresaron al respecto. Desde el trapero Duki, quien publicó un video al poco tiempo de que trascendieran los motivos del enfrentamiento, hasta Soledad Pastorutti y Abel Pintos, quienes se sumaron a la campaña #FreePaulo.