Gobierno reino unido rechaza pedido de nuevas visas para aliviar escasez de camioneros tras brexit

Por David Milliken

LONDRES, 28 ago (Reuters) – El gobierno británico rechazó
los llamados de empresas minoristas y de logística para
flexibilizar temporalmente las reglas de inmigración posteriores
al Brexit que, según dicen, están contribuyendo a la escasez de
camioneros y a una grave alteración de las cadenas de
suministro.

Las cadenas de comida rápida McDonald’s, KFC
y Nando’s, así como la cadena de panaderías Greggs, han
sufrido interrupciones esta semana debido a los problemas de los
proveedores para cumplir con las entregas.

El organismo comercial Logistics UK dijo que Gran Bretaña
tenía actualmente un déficit de 90.000 camioneros. El 22 de
agosto, junto con el Consorcio Minorista Británico pidieron al
gobierno que otorgue visas temporales a camioneros de la Unión
Europea.

Desde el 1 de enero, la mayoría de los ciudadanos de la UE
que planean trabajar en Gran Bretaña necesitan visas que
generalmente sólo están disponibles para trabajos mejor pagados
que los de los sectores de logística y hospitalidad.

El Ministerio de Negocios de Gran Bretaña declaró el sábado
que no esperaba que estas reglas de visas cambiaran.

«Queremos que los empleadores realicen inversiones a largo
plazo en la fuerza laboral nacional de Reino Unido en lugar de
depender de mano de obra extranjera», dijo un portavoz del
gobierno.

El periódico The Times reportó el sábado temprano que el
gobierno estaba considerando adelantar una revisión de las
reglas de visas para abordar la escasez.

Alex Veitch, gerente general de políticas públicas de
Logistics UK, dijo que estaba decepcionado por la decisión del
gobierno.

«La industria necesita conductores ahora», dijo. «Logistics
UK lamenta la decisión de rechazar el pedido de que se entreguen
visas temporales para conductores de vehículos pesados de la UE
como solución a corto plazo mientras se reclutan, capacitan y
prueban nuevos conductores nacionales».
(Reporte adicional de Kanishka Singh en Bengaluru; Editado en
español por Janisse Huambachano)