La violencia en Rosario derivó en un fuerte cruce entre las autoridades santafesinas y la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic. El gobernador Omar Perotti y el intendente rosarino, Pablo Javkin, reclamaron mayor apoyo de la Casa Rosada para enfrentar la ola de homicidios generada por ajustes de cuentas entre bandas narco y la funcionaria nacional rechazó ese pedido de asistencia. Frederic consideró que hay suficientes fuerzas federales en Santa Fe y buscó sumar en la polémica al gobierno porteño. Señaló que el crecimiento de la tasa de asesinatos en la ciudad fue el año pasado mayor en comparación con los datos de esa provincia, gobernada por el peronismo.

“Les planteamos más ayuda y presencia a los funcionarios nacionales. El Presidente, cuando estuvo en Rosario, lo marcó con firmeza: la Argentina no puede permitir que estas cosas pasen. El problema es de dimensión nacional”, dijo Perotti, en un mensaje similar al lanzado por el intendente Javkin. “Cuiden más a Rosario, no nos dejen solos cuando más lo necesitamos”, indicó el jefe comunal.

Frente a esos reclamos, la ministra nacional adelantó que no habrá un refuerzo adicional: “Más que hacer crecer la cantidad de efectivos, que son 4000 prestando colaboración en la calle [apenas 1000 menos que en el Gran Buenos Aires], estamos trabajando para mejorar el despliegue. O sea, optimizar los recursos humanos, que son escasos”.

La ministra Sabina Frederic rechazó el pedido de asistencia realizado por el gobernador Omar Perotti (Daniel Jayo/)

Y agregó: “Realmente es una situación grave y que se ha agravado en los últimos días. Con el despliegue en estos días de 160 efectivos más, se duplicó la cantidad de fuerzas federales que había, la mayor parte de las cuales están concentradas en la ciudad de Rosario”.

Los datos y el contexto

Apuntó entonces Frederic a la situación en la ciudad de Buenos Aires. “En CABA el incremento de la tasa de homicidio fue del 22% en 2020, creció más que en Santa Fe. En la provincia de Buenos Aires no creció. Y el descenso de los delitos en CABA es el mismo que ocurrió en todo el país”, afirmó la ministra en diálogo con Radio 10.

La funcionaria utilizó la estadística criminal para enfocarse en el precandidato a diputado nacional por Buenos Aires, Diego Santilli, que desde su puesto de vicejefe del gobierno porteño se había encargado directamente del Ministerio de Justicia y Seguridad. “No pueden hablar de la seguridad en la ciudad de Buenos Aires porque el peor de los delitos creció de manera exponencial”, aseguró.

Estadísticas y polémica: la tasa de homicidios de Rosario cuadruplica a la de la Capital Federal

En la administración porteña acusaron a la ministra nacional de no revelar el contexto de las cifras. “Los homicidios dolosos aumentaron el año pasado con respecto a 2019, cuando la ciudad había alcanzado la tasa más baja de los últimos 25 años, pero ese ascenso está relacionado con la decisión del Ministerio de Seguridad de la Nación de reducir la presencia de fuerzas federales en los barrios vulnerables que tiene a cargo, y al dejar de actuar con firmeza se incrementaron, por ejemplo, 90 por ciento los asesinatos en los barrios 21/24 y Zavaleta”.

La sucesión de muertes en Rosario derivó en una polémica alrededor de las tasas de homicidios (Marcelo Manera/)

En esos territorios, al igual que en Puerto Madero, la Prefectura dejó definitivamente la custodia en abril pasado en manos de la Policía de la Ciudad. Y hay un proceso en marcha para el retiro de gendarmes de la villa 1-11-14, escenario de repetidos conflictos entre narcos. El plan establece que en 2023 no quedarán fuerzas federales en la ciudad.

La ministra Frederic apeló a una comparación distrital para sostener su posición. Al observarse la tasa de homicidios de Santa Fe se establece un aumento interanual del 10 por ciento. Aunque en su ciudad más conflictiva la realidad es diferente. En Rosario la tasa trepó 26% entre 2019 y 2020. Y en las cifras generales se registra una tasa de homicidios de 4,03 casos cada 100.000 habitantes en la ciudad de Buenos Aires y 10,55 en la provincia de Santa Fe (de lo que se informa por separado).

“En el período que la ciudad se ocupó de su propia seguridad –desde 2016–, la tasa de homicidios bajó 20 por ciento con relación al ciclo entre 1995 y 2015, cuando las autoridades nacionales estaban a cargo”, comentaron fuentes porteñas.

Más de 8000 uniformados no logran frenar los disparos del narcotráfico

La ministra nacional se había metido en otra controversia la semana pasado al asegurar que “Suiza es más tranquilo, pero más aburrido”. En ese caso, entre aquellos que rechazaron la comparación figuró Sergio Berni, ministro de Seguridad bonaerense. Santilli, el blanco del mensaje de ayer, y Berni sostenían un diálogo directo en cuestiones operativas en la seguridad del área metropolitana, pero ambos mantenían distancia de Frederic.

Sin tregua política

Si bien la funcionaria nacional rechazó el pedido de asistencia adicional lanzado por Perotti, se acercó al pensamiento del gobernador cuando buscó en el pasado reciente las causas de la actual epidemia de violencia en Rosario. “Está claro que en Rosario hay un problema crónico que todavía no ha podido resolverse. La gestión del gobernador Perotti está poniendo mucha atención en el tema. Tenemos que trabajar para ir a un cambio estructural en Rosario”, aseguró Frederic.

“Les planteamos más ayuda y presencia a los funcionarios nacionales. El Presidente, cuando estuvo en Rosario, lo marcó con firmeza: la Argentina no puede permitir que estas cosas pasen. El problema es de dimensión nacional”, dijo el gobernador Omar Perotti (Gob. de Santa Fe/)

El mandatario santafesino había señalado anteanoche su visión sobre la situación en Rosario: “Estamos en una etapa distinta, donde no se oculta absolutamente nada. Durante mucho tiempo se mintió y se dejaban pasar las cosas. Los procesos avanzan, no hay privilegios ni impunidad para nadie en Santa Fe. Los exjefes de la policía, que antes eran condecorados hoy están presos o procesados”.

Perotti aparece como precandidato a senador nacional suplente para las inminentes PASO. Su fuerte movida electoral provocó la salida de Agustín Rossi del Ministerio de Defensa al ratificar este su postulación en la interna peronista. Pero por el lado de Juntos por el Cambio figura otro nombre para competir en el mismo tramo de la lista de Perotti: Maximiliano Pullaro, el exministro de Seguridad santafesino. Las referencias al pasado no parecen ser casuales en el camino final a una elección rodeada por la violencia narco en Rosario.