Encontraron a Ignacio Damiano, el niño de 13 años que había desaparecido en Liniers

Ignacio Damiano, el chico de 13 años que desapareció ayer al mediodía antes de ir a la escuela San José, a la que nunca llegó, en el barrio porteño de Liniers, fue encontrado en horas de la mañana. “Hay un chico que se contactó con la comisaría 3ra de Ciudad Evita y dice ser Ignacio”, confirmó a los medios Juan Pablo, uno de sus hermanos.

Fuentes policiales indicaron a LA NACION que un vecino de Ciudad Evita de 41 años fue quien llamó al 911 y dijo que había visto a un chico que caminaba por la zona y que parecía ser Ignacio. Fue entonces que personal de la comisaría 3ra se hizo presente en la intersección de Perón y El Guaycuru y halló al menor que se identificó como Ignacio Damiano.

“El mismo se encuentra en buenas condiciones de salud. No presenta lesiones visibles”, aseguraron las fuentes policiales.

“Le queremos agradecer a todas las personas que nos dieron un apoyo enorme”, dijo Juan Pablo a los medios presentes en la puerta de la casa familiar hoy cerca de las 9 de la mañana.

“Lo encontraron desorientado, pero está bien. Gracias a las personas que compartieron su foto, a los policías, al San José [alumnos y profesores colaboraron en la búsqueda por el barrio], a todo el mundo. Ya encontramos a mi hermano”, dijo ya quebrado Juan Pablo.

Tras la noticia, su familia se dirigió inmediatamente a la comisaría 3ra para encontrarse con Ignacio, quien al momento es revisado por agentes de salud en un hospital de la zona.

El hecho

El adolescente había sido por última vez por su familia ayer al mediodía cuando salió de su casa rumbo a la escuela San José en el barrio de Liniers, en la ciudad de Buenos Aires.

Según indicó Roxana, su madre, se tenían que encontrar por la tarde en el cruce de Larrazábal y avenida Alberdi, pero al no verlo allí, se dirigió al colegio de Murguiondo al 1000, donde le dijeron que Ignacio no había asistido. Fue entonces que se pudo comunicar con él cerca de las 17 y el chico le dijo que se había ido a jugar a la pelota con un amigo. Esa fue la última vez que se contactaron con el adolescente.

“Si él me está mirando, queremos saber dónde está, decirle que no estamos enojados. Estamos todos muy preocupados. No sé qué le puede haber pasado porque no tiene mucho sentido todo esto”, había dicho la mujer.

Manuel, su hermano, repitió hoy frente a los medios la frase de que nadie está enojado con él e indicó que encontraron su mochila tirada en la vía pública y que fue Ignacio quien tiró el celular en un tacho de basura, según se había registrado en las cámaras de seguridad de la Ciudad.

La noticia había comenzado a ser difundida en redes sociales y, por su parte, el Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas, a cargo del Ministerio de Seguridad, había emitido una alerta de búsqueda en su cuenta oficial.

Hoy cerca de las 9 de la mañana un vecino de Ciudad Evita lo pudo identificar gracias a la gran difusión de la búsqueda.

Noticia en desarrollo