La aplicación de mensajería WhatsApp se vio afectada por una vulnerabilidad en su función de filtro de imágenes, la misma dejaba la puerta abierta a que un delincuente cibernético pudiera acceder a información sensible almacenada en la memoria. La compañía informó que el problema ya fue solucionado.

Samsung anuncia la primera cámara de 200 megapixeles para celulares

Así lo advirtió la compañía de ciberseguridad Check Point Research, que descubrió el fallo de seguridad, denominado CVE-2020-1910. La empresa se lo informó a WhatsApp y esta solucionó el error, según manifestó la firma especializada en cibercrimen en un comunicado.

La vulnerabilidad tenía su origen en la función de filtro de imagen de WhatsApp, un proceso mediante el cual se modifican los píxeles de la imagen original para conseguir algunos efectos visuales, como el desenfoque o la nitidez.

Rudolf Weigl: Google homenajea al inventor de la vacuna contra el Tifus

Durante su estudio de investigación, Check Point descubrió que el cambio entre varios filtros en archivos GIF elaborados provocaba efectivamente el bloqueo de WhatsApp, e identificó uno de los bloqueos como una alteración de la memoria.

Para que un ciberdelincuente hubiese podido explotar este fallo, y con ello acceder a información sensible de la memoria de la aplicación, debería enviar una imagen tratada con este tipo de filtros, explicó Check Point.