Luego que el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, afirmara que “quizás no haya una tercera ola” de Covid-19 en el país, el médico neurólogo Conrado Estol se diferenció y aseguró que la variante Delta ya se está diseminando en el país. En diálogo con José del Rio, por LN+, el profesional advirtió que no hay que relativizar la propagación de la variante más contagiosa del virus.

Estol manifestó que el país concurrirá a las urnas el próximo domingo entre “dos brotes”, aquel que produce actualmente “unas 5 mil muertes por mes”, y el vinculado a la variante Delta que, dijo, se está desarrollando en todo el territorio.

“En los países en los que se desató más rápido, Estados Unidos, Israel, Reino Unido, les llevó cuatro o cinco meses llegar a su pico, y en Indonesia, India, Tailandia (países más parecidos a nosotros, con brotes previos menos controlados) tardó más en hacer un pico”, aseveró.

El especialista criticó al gobierno por la falta de testeos y pidió acelerar la campaña de vacunación para “cortar” el brote previo de coronavirus, que tuvo su pico el 27 de mayo con 40 mil infectados.

El médico destacó el descenso actual en los casos y consideró esperable que la variante Delta aún no haya hecho “eclosión”, pero llamó a no confiarse. “La cepa se detectó en Estados Unidos en marzo. A mitad de mayo era 5% la diseminación; y a fin de julio tenían una catástrofe. Volvían a llegar a los 150 mil infectados por día, mil muertes por día”, explicó.

En ese sentido, insistió, a partir de la experiencia internacional, que puede impactar en unos meses. Así que no podemos decir todavía que no va a haber un brote por delta. Sería excepcional”, apuntó.