La Mesa de Enlace dejó para después de las PASO del próximo domingo la definición sobre una protesta o medida de fuerza en contra de la extensión del cepo a la exportación de carne vacuna.

La agrupación, que se reunió en la sede de Federación Agraria Argentina (FAA) en Rosario, puso sobre la mesa de discusión las propuestas de acciones de las distintas entidades, esto es, además de FAA, Coninagro, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Sociedad Rural Argentina (SRA). Sin embargo, no avanzó en una definición.

“Estamos definiendo con nuestras bases bajo qué modalidad nos manifestaremos. El objetivo de la CEEA (Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias) es no sólo solucionar el tema de la carne vacuna, sino también poder atender y dar respuesta a las problemáticas de las distintas producciones de las economías regionales que sufren (al igual que el resto de la sociedad) la inflación y las pésimas políticas macroeconómicas”, dijo la agrupación.

“Forma cobarde”: volvieron a romper silobolsas y crece la preocupación por los ataques

Antes de decidirse por el encuentro en Rosario, las entidades iban en un principio reunirse en Jesús María, Córdoba, en el marco de una exposición rural. El fin de semana pasado, los ruralistas se encontraron con productores en Río Cuarto, Córdoba. También estuvieron la semana pasada con productores en Santa Fe. Todas las reuniones sirvieron para tomar el pulso sobre qué quieren hacer los productores, más allá de lo que internamente cada entidad analizó. La Mesa de Enlace ya hizo un paro de 14 días cuando en mayo pasado el Gobierno aplicó el cepo.

“La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) se reunió esta mañana para analizar los pasos a seguir, en el marco de la planificación de las acciones gremiales que implementarán tras la intervención en el mercado de ganados y carnes, y la prórroga del cierre parcial de exportaciones dispuestas por el gobierno nacional”, dijeron.

Los ruralistas insistieron en que el cepo a la carne es un “enorme error cometido por las decisiones oficiales que hicieron que perdiéramos todos”.

“Lo dijimos cuando cerraron las exportaciones años atrás. Lo repetimos cuando lo volvieron a hacer este año, luego de haber constatado los pésimos resultados que tuvo la aplicación de estas políticas. Es una gravísima decisión cuyos efectos ya estamos sufriendo y, no dudamos, se profundizarán en el tiempo si no la revierten”, afirmaron.

Vale recordar que, según un informe de la Sociedad Rural Argentina (SRA), la intervención del Gobierno en el mercado ya generó un perjuicio de más de US$1000 millones. La carne al público solo bajó 2,3% en los últimos dos meses tras subir 7,7% en junio último.

Posturas

Como informó LA NACION, ayer las confederaciones de CRA delegaron en sus máximas autoridades la “libertad de acción” en torno de la protesta a proponer por el lado de esa entidad.

“Lo que predomina es un cese de comercialización amplio, con granos, carnes y economías regionales, dijo Gabriel De Raedemaeker, vicepresidente de CRA.

En Coninagro, en tanto, no descartan ninguna acción, pero entre los consejeros de la entidad no ha predominado en las reuniones la idea de un cese de comercialización. Elbio Laucirica, presidente de Coninagro, si bien señaló ayer que nada estaba descartado, opinó que una de las distintas alternativas es una “acción conjunta con otros actores de la cadena”. Incluso una movilización entraría en ese nivel.

Algunas fuentes ligadas con las organizaciones del campo señalan que se buscaría “no caer en lo tradicional, es decir el paro”. Una movilización relevante, impactante, podría ser otra opción.

En la Rural, como señaló LA NACION, tienen en estudio presentar un amparo contra el cepo a la exportación. Para ello quieren sumar a otras entidades no solo gremiales de productores, sino de la cadena cárnica. Otras opciones podrían ser recurrir a una campaña de concientización para ganar el favor de los consumidores aunque esto no se traduzca en un acortamiento del cepo. También, entre otras alternativas, podría ponerse en la mesa la firma de un documento conjunto amplio contra la restricción. Esta estrategia fue la que ya se aplicó hace unas semanas antes que el Gobierno prorrogara el cepo.

Por el lado de Federación Agraria Argentina (FAA), según pudo saber este medio allí opinaron que no se debería definir ni comunicar ninguna protesta antes de las PASO. “Para que no se lea en clave electoral”, explicaron.