Cenicienta (Estados Unidos/2021). Dirección y Guion: Kay Cannon. Elenco: Camila Cabello, Nicholas Galitzine, Pierce Brosnan, Idina Menzel, Billy Porter y Minnie Driver, James Corden. Duración: 113 minutos. Disponible en: Amazon Prime Video. Nuestra opinión: regular

“Lo importante es cómo te sentís cuando te mirás al espejo”, le dice Ella, más conocida como Cenicienta, a una de sus hermanastras. Mientras la otra, con evidente ironía, aporta: “¡qué profundo!” En esta nueva versión del cuento de hadas tantas veces llevado al cine, el guion se ocupa de reírse de su propia solemnidad, aunque no lo suficiente para hacer que la película funcione, aún cuando en teoría tenía todo para hacerlo.

Protagonizado por la talentosa Camila Cabello y con la participación de destacados intérpretes como Pierce Brosnan, Idina Menzel, Billy Porter y Minnie Driver, entre otros, el film origianl de Amazon Prime Video propone imaginar un reino muy anticuado en el que la huérfana Ella (su apodo, Cinderella, alude a la ceniza que suele cubrir su rostro, cinder en inglés) sueña con ser una mujer de negocios. Mientras diseña vestidos en el sótano que también es su habitación y refugio de sus amigos ratones (con las voces de James Corden, James Acaster y Romesh Ranganathan), la chica imagina un futuro de emprendedora mientras entona canciones sacadas de los rankings del pop de los últimos treinta años.

La ovación a Mirtha Legrand en el Teatro Colón

Ese subrayado y tosco intento de convertir al personaje clásico en una mujer moderna y feminista y los números musicales que reafirman las intenciones del guion le agregan un peso a la narración que termina por ser demasiado voluminoso para fluir con naturalidad. Enseguida queda claro que la protagonista no espera ni necesita a su príncipe azul aunque, por supuesto, eso será precisamente lo que encuentre cuando se anime a ir al pueblo a vender un vestido confeccionado por ella.

La escena del baile en Cenicienta (Kerry Brown/)

Vanidoso y malcriado, el príncipe Robert (Nicholas Galitzine) cambiará al minuto que vea a Ella a la distancia y luego cuando se la cruce en el mercado. Una rápida explicación de porqué las mujeres merecen tener sus propios negocios lo convertirá en un aliado feminista y un candidato ideal para la protagonista, salvo por todo ese asunto de que será rey y su destino y el de su consorte ya está trazado. Así lo decidió su padre interpretado con divertida ligereza por Brosnan. De hecho, la sensación más duradera que deja la película es que es detrás de todos sus intentos aleccionadores había una historia graciosa y llevadera para contar y que la guionista y directora Kay Cannon (Notas perfectas), tenía al elenco para realizarla.

Ese film que no fue se vislumbra en la escena entre Cabello y su hado padrino, interpretado por el siempre interesante Billy Porter, e incluso en la reunión de la pareja protagonista, hasta que Ella recita otra frase hecha y la música vuelve a sonar. No importa si se trata de “Let’s Get Loud”, un homenaje a las raíces cubanas de Cabello vía Gloria Estefan, o “Somebody to Love”, esos destellos de magia desaparecen mucho antes de que llegue la medianoche.