Axel Kicillof apuesta todas las fichas a revertir la mayoría opositora en el Senado bonaerense

LA PLATA.- La elección legislativa de noviembre no es un plebiscito en la carrera presidencial de Axel Kicillof. El gobernador tiene una obsesión más inmediata en su construcción de poder: ganar los comicios para revertir la mayoría opositora en el Senado de la provincia de Buenos Aires.

La gobernabilidad en este territorio los próximos dos años depende, en gran parte, de ese resultado. La Cámara alta tiene la llave para aprobar los pliegos de los jueces de la Suprema Corte de Justicia, las leyes impositivas y el Presupuesto con los futuros pedidos de deuda para gestionar un Estado quebrado.

Vidal y Larreta arengaron a militantes de JxC: “Hay que ponerle un límite claro al kirchnerismo”

El cuerpo de 46 legisladores está integrado ahora por 26 representantes de Juntos por el Cambio y 20 por el Frente para la Victoria. Los cálculos de Kicillof son de un optimismo ajustado. En el mejor de los casos podrá revertir la mayoría opositora. En un cálculo más moderado y real, podría lograr un empate o equilibrio de fuerzas en el Senado.

La clave está en llegar al 40 por ciento de los sufragios en la elección legislativa provincial. Por debajo de este piso, el sueño de dominar la Legislatura se desvanecerá para Kicillof.

Teresa García y Axel Kicillof (Captura/)

Perspectivas

En la gobernación ven posible mejorar la elección de 2017, cuando se forjó el actual esquema de representación. Entonces Cristina Kirchner perdió la elección con 37,2 puntos contra Esteban Bullrich que se quedó con 41,3%. Pero la diferencia se la llevó Sergio Massa, que retuvo 11% con el ahora canciller Felipe Solá. Ahora Massa es un aliado, pero nadie espera que la suma de votos sea lineal.

Las encuestas que dejan ver desde la oposición arrojan justamente ese piso de votos del 37 por ciento para el Frente para la Victoria, en un escenario ganador. Pero la expectativa de máxima de Kicillof es repetir al resultado de 2019, cuando el Frente de Todos obtuvo el 52 por ciento contra el 38 por ciento de JxC. Esa vara es casi imposible de igualar tras dos años de pandemia, crecimiento de la pobreza y de la inflación.

“Tenemos que ir a buscar al 52 por ciento que le dijo a este gobernador que quería cambiar la historia”, expresó Daniel Gollán, el hombre de Kicillof en la nómina de diputados nacionales, que arrastrará el resultado provincial.

Aún en caso de lograr un 40 por ciento, Kicillof podría alzarse con la mayoría en la Cámara alta. Dependerá no sólo del resultado del FdT y de Juntos. Podría dar una sorpresa el partido de Florencio Randazzo, Vamos con Vos. O José Luis Espert y su partido Alianza Libertad, aunque pocos creen que logren representación en la Legislatura bonaerense.

El Senado bonaerense, donde la oposición tiene mayoría

Escaños en juego

La Cámara alta renueva 23 bancas. La oposición pone en juego 16 escaños y el oficialismo, 10. Las expectativas están centradas en la Primera Sección electoral. Allí Juntos tiene cinco representantes y el FdT, solo tres. El oficialismo espera revertir esta ecuación. Es decir, quitar dos representantes a la oposición.

En la Cuarta Sección, la oposición tiene cinco escaños y el oficialismo dos. Espera quitar al menos un escaño y quedar cinco a tres. En la Quinta, la oposición tiene tres escaños y el oficialismo dos. Pero allí es más difícil revertir esta relación de fuerzas, reconocen en el oficialismo. En cambio en la Séptima Sección electoral, la oposición pone en juego tres escaños y el oficialismo ninguno. Esperan al menos arrebatar un representante.

En suma: el FdT necesita quedarse con 4 escaños más de los que tiene ahora, como mínimo. En ese caso, la relación de fuerza podría revertirse para ser 24 escaños peronistas a 22 opositores. En este escenario, Kicillof tendría comodidad para proponer los nombres de los tres miembros de la Suprema Corte que ahora están vacantes. Y podría regular con mayor soltura los impuestos y la deuda a tomar en los próximos dos años.

Marcha de las Piedras en Plaza de Mayo: “Si las sacan, volvemos con el triple”

“Necesitamos conseguir una mayoría en el Senado de la provincia”- dijo Kicillof en el lanzamiento de campaña en el Estadio Único. “¿Por qué necesitamos esa mayoría? Porque terminada la pandemia viene la reconstrucción de la Provincia con reformas estructurales”, afirmó Kicillof, al pedir el voto.

En una semana, tras las PASO, Kicillof tendrá la primera gran encuesta provincial. El resultado preliminar de la votación de un padrón compuesto 12 millones de ciudadanos nativos y 860 mil electores extranjeros marcará una tendencia que se afianzará en noviembre. Habrá 38.691 mesas de votación dispuestas en todo el territorio. Pero el escrutinio de los resultados se centrará, una vez más, en los votos del Conurbano, donde vota más de la mitad de los electores.

Para la conformación del Senado el oficialismo observará, en particular, la Primera Sección electoral: allí el justicialismo gobierna en 20 de los 24 municipios.