Una postal de unidad, cuando faltan seis días para las PASO, y con Mauricio Macri como foco principal de las críticas. Así transcurrió el diálogo virtual encabezado hoy por el presidente Alberto Fernández, quien junto con Máximo Kirchner y Sergio Massa, intentaron darles optimismo a los candidatos del Frente de Todos en el país y unificar también el mensaje en el último tramo de la campaña.

“Cuando Cristina, Máximo, Sergio y yo armamos el Frente de Todos priorizamos un proyecto donde cada uno es un engranaje. La prioridad es construir el país que nos debemos”, enfatizó Fernández durante el acto según fuentes oficiales. Y agradeció a los candidatos, que lo seguían a través de la pantalla, por el “esfuerzo” realizado durante la campaña. “Hicimos mucho en este tiempo y falta mucho por hacer. Ese es nuestro compromiso”, añadió el Presidente, que al arribar al Centro Cultural “C” del barrio de Chacarita, desde donde se realizó y transmitió el encuentro, compartió un café con Massa y Kirchner. También participó el jefe de gabinete, Santiago Cafiero.

La Argentina presentó una protesta formal contra Chile y criticó su “vocación expansiva”

Luego de escuchar a los candidatos (habló uno por provincia), Fernández enfatizó sus críticas a la gestión Cambiemos, hoy principal oposición en las primarias. “El gobierno anterior estableció un sistema impositivo que hizo que los que más tenían cada vez pagaran menos”, dijo el Presidente, y destacó en contraste, que “la Argentina fue uno de los primeros países del mundo en hacer que los que más tienen colaboren en la situación que estamos viviendo”, en referencia a la denominada Ley de Aporte Solidario que abarcó a las grandes fortunas del país.

Alberto Fernández, Máximo Kirchner y Sergio Massa

Luego de elogiar la baja en el impuesto a las ganancias impulsada por el titular de la Cámara baja, Fernández y sus interlocutores la emprendieron contra el ex presidente Mauricio Macri, a quien ya había criticado en un reportaje matutino con radio El Destape. “En la pandemia pretenden esconder el fracaso de Macri y el enorme esfuerzo del Gobierno que hizo a lo largo de estos meses”, indicó Massa durante su intervención.

“Para nuestro pueblo ha sido lo mejor que el Presidente haya estado a cargo de afrontar la pandemia. Imaginen lo que hubiera sido con Macri”, terció Máximo Kirchner, quien sostuvo que el desafío electoral pasa por “consolidar la fuerza en el Congreso para que Alberto Fernández tenga las herramientas que nos permitan salir del desastre que nos dejó el gobierno de Macri y luego la pandemia”.

Un representante por provincia

Sin prensa presente ni virtual, lo escuchaban, entre otros, los cabezas de listas de candidatos a diputados y diputadas de la provincia de Buenos Aires (Victoria Tolosa Paz) y la Ciudad de Buenos Aires (Leandro Santoro), las principales apuestas del Presidente. También los postulantes de Entre Ríos (Enrique Cresto), San Juan (Walberto Allende), Chaco (Juan Manuel Pedrini), Formosa (Ramiro Fernández Patri), Jujuy (Leila Chaher), La Rioja (Gabriela Pedrali), Misiones (Javier Gortari), Neuquén (Tanya Bertoldi), Santa Cruz (Gustavo González), Santiago del Estero (Silvia Sayago), Tierra del Fuego (Carolina Yutrovic), Río Negro (Ana Marks); y la tercera candidata a diputada de La Pampa (Vanesa Acedo), entre otros. También postulantes del FDT en el Senado, como los primeros candidatos a senadores de Catamarca (Lucía Corpacci), Chubut (Carlos Linares), Córdoba (Carlos Caserio), Corrientes (Camau Espínola), Mendoza (Anabel Fernández Sagasti), Tucumán (Pablo Yedlin) y Santa Fe (Marcelo Lewandowski).

Según fuentes oficiales, y cuando les tocó hablar, los candidatos coincidieron en sostener la dicotomía entre “dos modelos de país en pugna” con Juntos por el Cambio, y “el trabajo del Gobierno para recomponer a la Argentina, apostando a la producción y el trabajo y a reconvertir la matriz impositiva”.

Por la mañana, el Presidente había apuntado una vez más a su antecesor, a quien acusó de haber “colaborado con los golpistas” de Bolivia contra el ex mandatario Evo Morales. “En su esencia no está valorar la democracia, ni valorar la institucionalidad”, insistió Fernández. En la misma entrevista recordó que, una vez consumado su triunfo en las PASO de agosto de 2019, “Macri me dijo que iba a ser lo que nos gusta a nosotros, refiriéndose al cepo”, y sostuvo que por “sentido de responsabilidad lo ayudamos a que llegue al 10 de diciembre, a que la transición sea respetando las normas, y a parar eso que había disparado cuando después de las PASO dijo lo que dijo”. Una postura opuesta a la de Macri, que en sus últimas apariciones públicas reiteró que el kirchnerismo “no quería que llegue” a terminar su mandato de cuatro años en la Casa Rosada.