La Secretaría de Comercio Interior, a través de una resolución publicada en el boletín oficial, estableció que será condición de permanencia en los registros nacionales de Representantes de asociaciones de consumidores y en el de Representantes de asociaciones empresariales que las organizaciones realicen una capacitación “continua y obligatoria” en género.

Las asociaciones incluidas son las cámaras, uniones industriales, federaciones y confederaciones sin fines de lucro que representan a uno o más sectores productivos. Entre ellas se encuentran la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la Unión Industrial Argentina, la Sociedad Rural Argentina, CAME y la Cámara Argentina de Comercio, entre muchas otras. También tendrán que implementarlo las uniones de protección al consumidor, que suman 42 en todo el país.

Paula Español, secretaria de Comercio Interior de la Nación Argentina (Comercio Interior/)

“Establécese que será condición de permanencia en el Registro Nacional de Representantes de Asociaciones de Consumidores y en el Registro Nacional de Representantes de Asociaciones Empresariales”, indicó el artículo N1 de la norma.

Según lo informado por las autoridades, quienes tengan que hacer el curso serán los representantes y árbitros sectoriales designados por la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y Arbitraje de Consumo, propuestos por las organizaciones incluidas en la norma. En total, son 130 árbitros por parte de las asociaciones de consumidores y 104 por parte de cámaras empresarias.

“Las desigualdades de género se expresan de forma específica y particular en las relaciones de consumo, y es por ello que la intervención en el proceso arbitral de las y los miembros de los Tribunales Arbitrales de Consumo, dependientes de la Dirección Nacional de Defensa al Consumidor y Arbitraje del Consumo […] requiere de un abordaje y tratamiento de los reclamos de las y los consumidores con una necesaria perspectiva de género”, dice el texto.

El BCRA vendió dólares en 7 de las últimas 9 ruedas y ya sacrificó unos US$ 670 millones de sus reservas

El programa de capacitación en género tendrá una carga de 10 horas y para su aprobación los participantes deberán asistir al 75% de las clases y una evaluación integradora de contenido. El dictado estará a cargo de la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y Arbitraje de Consumo, a través de la Escuela de Educación en Consumo creada a principio de año.

Entre sus contenidos se encuentran: “¿Qué es el género?; “El patriarcado en las sociedades actuales” y un módulo de violencias por motivo de género, entre otros tópicos. También incluirá una sección sobre el género en las relaciones de consumo que abordará cuestiones vinculadas con “publicidad sexista, violencia simbólica y mediática”.